Una mujer se enfrenta a una petición fiscal de catorce años de prisión por intentar asesinar a su marido mientras dormía en el domicilio familiar, ubicado en Rincón de la Victoria. El intento de asesinato fue cometido sobre las 23.00 horas del 27 de noviembre de 2019 cuando la acusada entabló una discusión con su esposo, disputa que finalizó cuando la mujer presuntamente lo golpeó por la espalda con un maletín y la víctima cayó al suelo por la fuerza del impacto, según el relato acusatorio del fiscal.

El hombre sufrió un golpe en la cara que le hizo sangrar levemente por la zona del ojo y quedó tendido y aturdido en el suelo y tras unos minutos se levantó, se limpió la herida en el cuarto de baño y se acostó en la habitación contigua.

Pasado cierto tiempo, la acusada con intención de acabar con la vida de su marido fue al dormitorio pero el hombre se despertó y le dijo que se marchara aunque sobre las 4.15 horas de la madrugada accedió de nuevo y "aprovechando que estaba dormido y sin posibilidad alguna de reaccionar" le seccionó con un instrumento cortante la muñeca izquierda.

La víctima comenzó a gritar y ante la sospecha de que despertara a su hijo mayor, que dormía en la planta superior, le realizó un vendaje y simuló llamar una ambulancia hasta en tres ocasiones aunque el hijo que acudió alarmado advirtió que no estaba llamando ya que pretendía, siempre según el fiscal, que se desangrara.

El hijo llamó a la ambulancia sobre las 5.16 horas "ante la extrañeza de todo lo acontecido" y sobre las 5.28 horas acudió la Guardia Civil y seguidamente la ambulancia.

El fiscal explica en el relato acusatorio que la víctima cuando iba camino al hospital sufrió una parada cardiorespiratoria e ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos en situacion de shock hipovolémico y ventilación mecánica.

Además del intento de asesinato, el fiscal pide que la acusada sea condenada por un delito de malos tratos a diez meses de prisión y otros cinco meses de cárcel por resistencia a agentes de la autoridad cuando fue detenida.

El ministerio público considera que la mujer ha incurrido en la circunstancia mixta de parentesco y también solicita la pena de prohibición de aproximarse a menos de 500 metros al acusado, su domicilio o lugar de trabajo y que lo indemnice con 26.190 euros por las lesiones físicas y 3.000 por el menoscabo moral sufrido.

La acusación particular eleva su petición de cárcel por el delito de intento de asesinato a 17 años de prisión y mantiene en su escrito que durante el matrimonio la víctima ha sufrido malos tratos tanto psíquicos como físicos ya que ella solía insultar y menospreciar a su marido y además fingía estar enferma de cáncer para que él justificara los malos tratos.