La Fundación Cueva de Nerja recupera este verano el tradicional festival de música y danza, después de que tuviera que cancelarlo durante los años 2020 y 2021 como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

El Festival se celebrará a partir de la segunda quincena del mes de julio en los jardines exteriores de la cavidad después de que en 2019 se adoptara la decisión de sacar las actuaciones del interior de la cueva para preservar su integridad.

Así lo ha anunciado la Fundación Cueva de Nerja, que ha aprobado el presupuesto para este año, con el objetivo se continuar recuperando el número de visitantes, como ha venido haciendo de manera paulatina desde 2020 tras la crisis provocada la Covid-19.

En este sentido, 2021 fue un año clave en la recuperación del número de visitantes ya que se recibieron 289.349 frente a los 149.271 de 2020, principalmente turistas nacionales.

Previsiones para 2022

El incremento del número de visitantes en más del 65% en 2021 hace prever a la Fundación que el número de visitantes este año alcanzará un volumen similar a los años anteriores a la crisis de la Covid-19, en torno a 440.000 visitas, lo que supondría alcanzar unos ingresos de más de 5,4 millones de euros, un 20,56% más respecto a 2021.

Estas previsiones van a permitir a la cueva cancelar de manera anticipada, este mes de abril, el préstamo ICO de 600.000 euros suscrito con la entidad Unicaja.

El presupuesto de este año aumenta la partida del Proyecto General de Conservación, hasta los 435.180 euros. El documento mantiene la cesión del 10% de la venta de las entradas al Ayuntamiento de Nerja, una cifra que este año se estima en unos 387.000 euros, conforme a las previsiones más una partida de 100.000 euros para colaboraciones en eventos municipales.

Modernización

El presupuesto de este año recupera las inversiones para la modernización de la Cueva de Nerja iniciadas en 2019, entre las que se encuentra la adecuación del Auditorio Manuel del Campo, con una partida de 48.000 euros, que se ubicará en el recinto de la Cueva de Nerja y donde se celebrará el Festival Internacional de Música, después de que en 2019 se decidiera prohibir la celebración de espectáculos en su interior, para preservar su conservación.

Asimismo, se invertirán 100.000 euros en la mejora de las infraestructuras hidráulicas y 150.000 euros en un nuevo vallado perimetral de seguridad a lo largo de todo el recinto de la Cueva de Nerja.

Además está prevista la inversión de 100.000 euros en la renovación de las barandillas del interior de la cavidad y 75.000 euros en las obras para construirla Sala de Realidad Virtual que permitirá acerca la cueva a las personas que no puedan acceder a su interior por problemas de movilidad y conocer las zonas no visitables como aquellas en las que se encuentran las pinturas rupestres, que no se muestran por motivos de conservación.

2021 el año de la recuperación

El año 2021 ha sido un año clave para la recuperación, con un aumento continuado de visitantes, debido principalmente al público nacional y a los periodos de temporada alta en los que la afluencia ha llegado a cifras de años anteriores a la crisis de 2020.

El año pasado se vendieron 289.349 entradas, un 65,52% más respecto a 2020, aunque aún por debajo de 2019, año en el fueron 441.590 los visitantes que acudieron a la cavidad de la Costa del Sol.

La recuperación se vio favorecida por las campañas de descuento en Semana Blanca y Semana Santa, que se prorrogaron hasta verano y que incluyeron la entrada gratuita a niños hasta 12 años con el producto especial de una Gymkana por el recinto de la gruta. Esta campaña llevó a muchas familias a pasar el día entero en la Cueva de Nerja en el parque infantil, el sendero, los jardines de paseo, el jardín botánico y la zona de picnic, entre otros servicios.