La Junta de Andalucía trabaja intensamente en estos días para completar la instalación eléctrica que va a permitir en mayo inaugurar una segunda vía para el trasvase de agua potable (no depurada) al principal embalse de la provincia, el de La Viñuela. El mismo sigue por debajo del 17% de su capacidad y, como es sabido, semana a semana ya recibe aportaciones desde la presa de La Concepción, gracias a una vía que atraviesa todo el litoral costasoleño y que funciona desde marzo pasado.

La presa axárquica ha alcanzado estos últimos días de abril con apenas 27,59 hectómetros, sobre una capacidad total de más de 160, si bien es cierto que ha ganado en siete días otros 0,7 hectómetros. De este gran embalse depende el productivo sector de los subtropicales, así como la hortifruticultura intensiva existente a lo largo de la comarca más oriental.

Como ya avanzó a este periódico el delegado territorial en Málaga de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, Fernando Fernández Tapia-Ruano, las obras en dos de los tres pozos nerjeños (el Ayuntamiento se reserva uno para el abastecimiento local) estarían culminadas en estas últimas semanas de abril. A su vez relató que son trabajos que llegan tarde, porque la Junta debiera haberlos planificado con una mayor antelación.

En este sentido los portavoces de los principales sindicatos agrícolas expresaban ayer su preocupación por la situación crítica a la que ha llegado el pantano de La Viñuela. Afortunadamente, como incidía Asaja, la conexión con La Concepción, «que fue exigida durante décadas, porque en la otra costa el agua embalsaba terminaba con mucha frecuencia en el mar», permite ahora ver cómo poco a poco el embalse axárquico «recupera sus niveles sin dejar de permitir el abastecimiento a viviendas y fincas de regadío».

Alegaciones al Plan Hidrológico

Por otra parte, ayer, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible alegó que el plazo para presentar alegaciones al Plan Hidrológico de la demarcación hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas y al Estudio Ambiental Estratégico para el ciclo 2022-2027 finalizará el próximo 2 de junio. Ese mismo día acaba también el período establecido para que los interesados puedan realizar aportaciones al Plan de Gestión del Riesgo de Inundación de esta demarcación hidrográfica intracomunitaria, según indicó la propia Junta en un comunicado.

Estos documentos relativos a las Cuencas Mediterráneas Andaluzas se hallan actualmente en período de información pública y pueden consultarse a través de la web de la Junta, en el apartado de servicios/participación.

El Gobierno andaluz ha aclarado estos detalles, como justifica en el mismo escrito público, «para resolver las dudas surgidas tras la ampliación del plazo máximo» para culminar los procedimientos de Evaluación Ambiental Estratégica Ordinaria de los planes hidrológicos y de gestión del riesgo de inundación en las tres demarcaciones que son competencia de la propia Junta.