El Ayuntamiento de Nerja ha incrementado el patrimonio municipal con la adquisición del edificio de Fernández Olmo, ubicado en la confluencia entre la avenida de Pescia y la calle Antonio Jiménez.

El alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, acompañado por la concejala de Urbanismo, Nieves Atencia, ha firmado el Convenio de expropiación con los propietarios, en el que ambas partes de mutuo acuerdo han determinado la forma de pago del justiprecio, cuyo coste total ha sido cuantificado por la arquitecta municipal en 1.259.807 euros, de los cuales se abonarán 750.000 euros coincidiendo con la firma del Acta de Ocupación prevista para el próximo miércoles. La cantidad pendiente se hará efectiva dentro del primer semestre de 2023.

El alcalde de Nerja, José Alberto Armijo ha detallado que la adquisición de este inmueble permitirá dotar a Nerja de un nuevo equipamiento que repercutirá positivamente en la prestación de los servicios públicos y la atención a nerjeños y mareños, aunque el equipo de gobierno ha manifestado a este diario que aún no tiene definido el uso al que va a destinar el edificio.

"El edificio, con una superficie de 580 metros cuadrados de parcela y 2.006 metros cuadrados construidos, se encuentra ubicado en un lugar estratégico, junto a la avenida de Pescia y muy cerca del futuro centro de salud, así como del edificio de aparcamientos y la estación de autobuses que hemos proyectado construir", ha explicado el regidor.

Armijo ha añadido que la Concejalía de Urbanismo está realizando los trámites para financiar las reformas necesarias con fondos europeos Next Generation, a través del Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios de entidades locales del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, con el fin de adecuar el edificio para su uso, el Ayuntamiento.