El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria da un paso al frente ante el estado excepcional de sequía y cerrará las duchas de las playas a partir del 1 de agosto. Así lo ha anunciado el concejal de Playas, Sergio Díaz, quien ha admitido que la "crítica situación" actual de los recursos hídricos "obliga a tomar esta decisión urgente". Por tanto, desde el lunes, las duchas de las playas del litoral del municipio permanecerán cerradas, estando solo disponibles los lavapiés.

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, en la misma línea, ha explicado que debido al estado excepcional de sequía que padece la comarca de la Axarquía, y con el objetivo de preservar los recursos hídricos del embalse de La Viñuela, que se encuentran al 13%, el Ayuntamiento ha decidido "actuar con responsabilidad mediante esta medida que sabemos que es impopular pero extremadamente necesaria".

Salado ha pedido la colaboración de vecinos y visitantes y ha lamentado las molestias que pueda causar a la población. No obstante, ha incidido: "la falta de agua ya es una realidad que afectará a los sectores productivos, a las familias, etcétera". El Ayuntamiento va a colocar pegatinas informativas a lo largo de todo el litoral donde existen un total de 57 duchas. "El ahorro de agua será considerable puesto que no todos hacen un uso responsable del agua, llegando a usar las duchas para el aseo personal o la limpieza de los enseres de la playa", ha lamentado el concejal.

"No es fácil tomar esta decisión en pleno verano"

También el alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, y el primer teniente de alcalde del municipio y concejal de Playas, Jesús Pérez Atencia, informaron ayer de que que ante la situación «crítica» que vive el municipio y la comarca, cerrará las duchas de las playas a partir del 1 de agosto.

Moreno Ferrer destacó que «no es fácil tomar esta decisión en pleno verano y con las playas llenas de usuarios locales y visitantes, y lamentamos las molestias que esto pueda ocasionar, pero realmente nos encontramos ante una situación crítica y cualquier medida que pueda ayudar a paliar los efectos de la sequía debe ser llevada cabo, empezando por dar ejemplo desde las administraciones locales». 

«En el Ayuntamiento llevamos unos años trabajando en el proyecto de instalación de una desaladora en el municipio, que es clave para la obtención de mayores recursos hídricos y para ofrecer una solución definitiva a la escasez de agua en nuestra ciudad y la Axarquía, y confiamos en poder contar con fondos europeos», dijo.

La Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol-Axarquía también remitió un comunicado instando a los municipios a la adopción, lo antes posible, de medidas ante la preocupante situación, prohibiendo la utilización de los recursos hídricos aptos para el consumo humano tales como el baldeo de calles, llenado de piscinas privadas, duchas, surtidores públicos, etcétera, todo ello atendiendo al decreto de sequía.

Desde el Consistorio han recordado que los servicios de baldeo y limpieza del Ayuntamiento se hacen con agua no apta para el consumo humano.