La Junta de Andalucía ha iniciado los trámites administrativos que permitirán la construcción de una planta desaladora en el término municipal de Vélez-Málaga para hacer frente a la sequía que azota de manera extrema a la comarca de la Axarquía, cuya principal fuente de abastecimiento, el pantano de La Viñuela, se encuentra por debajo del 13% de su capacidad.

En este sentido, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha aprobado la solicitud de la empresa Acciona para la concesión de aguas desalinizadas para riego y abastecimiento a poblaciones, a razón de 8 litros por segundo, hasta un máximo de 25 hectómetros cúbicos.

En concreto, la división de agua de la empresa Acciona ha solicitado la concesión de aguas desalinizadas para el riego y abastecimiento a poblaciones de la Costa del Sol Oriental-Axarquía en torno al río Guaro, situado en la comarca de la Axarquía.

Según el anuncio publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el pasado 26 de julio, la empresa Acciona tiene un plazo de tres meses para concretar su petición y presentar todos los documentos técnicos correspondientes al respecto.

El acuerdo de la consejería añade que se denegará la tramitación posterior de toda petición presentada que suponga una utilización de caudal superior al doble del que figura en la petición inicial, sin perjuicio de que, el peticionario que pretenda solicitar un caudal superior al límite fijado, pueda acogerse a la tramitación pertinente.

El presidente del Partido Popular de Vélez Málaga, Jesús Lupiáñez, criticó este lunes que el alcalde veleño, Antonio Moreno Ferrer, reivindicara la desaladora, el pasado 1 de agosto, cuanto los trámites se habían iniciado ya días antes.