La famosa 'guerra de sombrillas' es cada año protagonista en las playas del levante español. Las imágenes se repiten cada verano, como es el caso de la famosa cola a primera hora de la mañana de cientos de bañistas en Cullera, Oropesa o Torrevieja.  Lugares que ya han comenzado a multar con hasta 3.000 euros a quiénes dejan su sombrilla y silla en la playa para reservar un sitio.  La llamada 'guerra de las sombrillas' se ha trasladado hasta la Costa del Sol, concretamente al municipio de Torrox.  El consistorio se ha puesto manos a la obra para acabar con dicha práctica, ya que existe "la prohibición de reserva de espacio en las playas del municipio". 

Por ello durante los últimos días, los vecinos han sido testigos de cómo la Policía Local de la zona precintada y multaba a las sombrillas sin dueño. 

Una acción nada nueva, ya que en el artículo 14 de la ordenanza del municipio costero considera que «queda prohibida la reserva de espacio físico en las playas, a cualquier hora del día o de la noche, mediante la colocación en la arena de cualquier tipo de objeto o enseres (sillas, sombrillas, mesas, toldillos, etc) sin la presencia física de una persona propietaria". 

"No se pueden dejar las sombrillas a las 14:00 h y volver a las 18.00h y que las personas que vengan después tengan que ponerse detrás, porque todo está ocupado con sillas y sombrillas", indican desde el Ayuntamiento de Torrox. 

Antes de pasar por dependencias policiales, el procedimiento es el siguiente: "El policía hace foto de los enseres abandonados y después precinta el pack", aseguran

Sanciones 

Dejar clavada la sombrilla se considera una infracción leve, que se sanciona con multas de hasta 300 euros: "Para recoger los enseres es una sanción de 50 euros por el pack. Tanto sombrillas, sillas, toallas, si todo lo que estuviera junto", indican desde el Consistorio.

Cómo recuperar los objetos 

Si dejas la sombrilla y a la vuelta no está, los usuarios deben dirigirse a la comisaría y ahí saber si sus enseres han sido retirados o no. Para recogerlos deben dar una descripción de dónde estaban y cómo eran.

La Policía fotografía los enseres antes de llevárselos

Según la normativa, "los objetos que se encuentren de esta forma serán retirados y almacenados por los servicios operativos municipales; y permanecerán en las dependencias municipales durante un período máximo de catorce días".

Una vez transcurrido dicho plazo, si no han sido reclamados y retirados por las personas propietarias previo pago de la sanción correspondiente a 30 euros, tendrán consideración de "residuo" y se procederá a su eliminación