El Ayuntamiento de Nerja va a ampliar la red de carriles bici de la ciudad tras la adjudicación por parte de la Junta de Gobierno de un nuevo tramo de un kilómetro de longitud que discurrirá al sur de la antigua carretera N-340, entre la glorieta de la urbanización Oasis de Capistrano y la intersección con la carretera que da acceso al Barranco de Maro.

Se trata de una inversión de 494.551 euros, que ejecutará la empresa nerjeña Transportes Antelo, al ser la única que ha presentado oferta, con un plazo de ejecución de siete meses desde la firma del acta de replanteo.

El alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, ha remarcado que este será el tercer tramo que se construirá en este mandato, y que junto al tramo ejecutado hasta la Ciudad Deportiva y el que está actualmente en ejecución entre las glorietas de acceso a la playa de Burriana y Oasis de Capistrano, sumarán un total de 2,2 kilómetros y una inversión de casi 1 millón de euros.

Armijo ha avanzando que el Servicio Municipal de Infraestructura trabaja en nuevos tramos previstos desde la avenida de Pescia hasta la glorieta de Punta Lara. Unas actuaciones que están condicionadas a la obtención de subvenciones que están en fase de tramitación para ofrecer a vecinos y visitantes un modelo de movilidad urbana basado en la sostenibilidad en los desplazamientos.

Este proyecto está financiado en un 80% por el Fondo Europeo FEDER, es decir 395.641 euros, el estar enmarcado dentro de la Estrategia de Desarrollo Sostenible e Integrado (EDUSI), y el 20% restante lo asume el Ayuntamiento, que invertirá 98.910 euros.