Desde que el pasado mes de noviembre, el Gobierno andaluz otorgara una concesión administrativa para el uso de aguas regeneradas de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Vélez-Málaga a los regantes de la Junta Central de Usuarios del Sur del Guaro, la instalación ha suministrado 2.111.150 metros cúbicos de aguas regeneradas a los regantes, «minimizando la extrema sequía que está sufriendo la agricultura y evitando el uso del agua del embalse de La Viñuela que se encuentra en un estado delicado».

Así lo manifestó ayer el presidente de Axaragua, José Juan Jiménez, que junto al vicepresidente, Gregorio Campos, y el consejero delegado, Raúl Peña, visitó las instalaciones junto al alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, y el vocal de Servicios Técnicos, Juan García.

Jiménez destacó «la calidad del agua para riego que se está abasteciendo», a razón de 11.500 metros cúbicos cada día de agua regenerada.

«La depuradora de Vélez-Málaga lleva a cabo varios tratamientos para el uso del agua regenerada. Un primer tratamiento de desbaste y filtración de las aguas residuales que provienen de la capital axárquica principalmente. Luego se le da un tratamiento secundario según la normativa europea y se preparan las aguas residuales para su traslado a través de colector y emisario submarino al mar», explicó Campos.

Desde noviembre se realiza un tratamiento terciario de alta calidad que ofrece un nuevo filtro de partículas y un tratamiento de desinfección por radiación ultravioleta y dosificación de hipoclorito sódico que permite regenerar el agua para su reutilización por parte de los regantes.

El vicepresidente de Axaragua recordó que las obras para el tratamiento terciario en la depuradora de Vélez-Málaga fueron incluidas en el decreto de sequía y financiadas por la Junta de Andalucía. Esta actuación junto a las que se están haciendo en Rincón de la Victoria, Algarrobo y en las dos de Torrox, han supuesto una inversión de 1,7 millones de euros.

«Con este tratamiento, podemos cubrir las cerca de 2.800 hectáreas que contemplan la Junta Central de Usuarios del Sur de Guaro, por lo que hablamos de un importante recurso que minimiza la escasez hídrica por la que atraviesan los regantes axárquicos», dijo Campos, recordando que en la comarca «la agricultura en un sector en alza con cultivos como subtropicales, cítricos y hortícolas, y por tanto, dinamizador de empleo».

Otras obras en marcha

Axaragua «trabaja con la Junta en la concesión administrativa para el uso de las aguas regeneradas a la comunidad de regantes de Torrox dado que desde el punto de vista técnico, la de Manzano ya está lista», añadió Raúl Peña.

«La de Rincón de la Victoria está suministrando agua regenerada al campo de golf de Añoreta y podría tener uso agrícola pero no hay conducciones para llevarla a las tierras de regadío. En Algarrobo se están terminando las obras, y hay canalizaciones para llevarla a otra comunidad», dijo el consejero delegado, quien añadió que la de Torrox podrá suministrar 3.500 metros cúbicos diarios.

Peñas resaltó el esfuerzo de Axaragua «para que la depuración de aguas regeneradas sea óptima, con nuevos productos de tratamiento y turnos de dos operarios específicos 24 horas de lunes a domingo».

El alcalde de Vélez, Antonio Moreno Ferrer, añadió que trabajan desde hace años en la instalación de una desaladora que podría producir 80 hectómetros cúbicos de agua al año para regadío y consumo humano con una inversión de 645 millones de euros.