Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Sequía

El regadío de la Axarquía se queda sin aguas no regeneradas

La Junta de Andalucía se ve obligada a emplear esta drástica medida a raíz de que el embalse de la Viñuela roza el 10% de su capacidad y no se prevén lluvias estas próximas semanas

Los regantes de la comarca axárquica ya no reciben agua de La Viñuela. Álex Zea

No hay más agua. La situación crítica del embalse de la Viñuela, al 10% de su capacidad y bajo mínimos históricos inéditos desde los periodos de sequía de 1995 o 2008, obliga desde esta semana a la Junta de Andalucía a anular las aportaciones para riego agrícola. El sector de los subtropicales estará obligado, como otros regadíos, a recurrir a las aguas regeneradas procedentes de las depuradoras de la comarca oriental.

Porque de momento no se esperan lluvias en un otoño que a priori será seco y cálido, como ya avanzó la Aemet en los últimos días de este pasado verano. Este miércoles está previsto que portavoces de dos de los sindicatos agrarios con representación en la Axarquía mantengan un encuentro con los máximos dirigentes de la Mancomunidad de Municipios de esta comarca. Este organismo se encarga a través de la empresa pública Axaragua de la gestión del agua en alta.

La Junta no sólo ha limitado el abastecimiento de La Viñuela para el regadío. También ha adoptado la medida de mantener la reducción del 20% al abastecimiento humano en esta parte de la provincia, con un máximo de 200 litros por habitante y día. Precisamente, la administración autonómica puso el acento durante la pasada primavera sobre el excesivo consumo humano que arrojaban los indicadores de la propia empresa Axaragua.

El secretario general de Agua de la Consejería de Agricultura y presidente de la Comisión para la Gestión de la Sequía, Ramiro Angulo, manifestó este martes que el acuerdo que afecta a la Cuenca Mediterránea andaluza, porque hay otras zonas afectadas además de la Axarquía, vino tras la reunión de este órgano de seguimiento. A su vez agradeció por su comprensión tanto a usuarios como a asociaciones afectadas por estas limitaciones.

La Comisión para la Gestión de la Sequía de la Junta decidió por otra parte mantener en el sistema Guadalhorce-Limonero medidas orientadas a conseguir una reducción del 5% al abastecimiento, mientras que para el riego agrícola se dotará con un volumen máximo de hasta 39 hectómetros cúbicos.

La Junta recordó que el regadío axárquico podrá mantener sus riegos, no obstante, mediante los cuatro tratamientos terciarios ejecutados en otras tantas depuradoras de aguas: dos en Torrox, uno en Vélez-Málaga y otro en el término municipal de Rincón de la Victoria. El Ejecutivo andaluz desarrolló estas iniciativas en virtud de las inversiones contempladas en el primer decreto de sequía. Además, la Comisión daba cuenta de la existencia de una quinta actuación en este sentido y que estará finalizada a finales de este mismo año. En total, una vez concluida esta quinta actuación, el regadío axárquico dispondrá de 12 hectómetros cúbicos.

En otros rincones del Mediterráneo andaluz, la pasada semana ya fueron declaradas de emergencia las obras previstas para los tratamientos terciarios de Roquetas y El Ejido, que permitirán generar de cara al próximo verano un volumen de al menos 17 hectómetros cúbicos.

Compartir el artículo

stats