La Junta de Andalucía se ha comprometido a aportar hasta 20 hectómetros cúbicos más de agua para el riego al sistema de La Viñuela. La comarca de la Axarquía es la más azotada por la actual sequía, dentro de la provincia, como consecuencia del elevado porcentaje de tierras de regadío que acumula, especialmente para el cultivo de aguacates y mangos.

En una visita al embalse de La Viñuela, la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, avanzó estos detalles en presencia del también delegado territorial Fernando Fernández Tapia-Ruano, del presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol-Axarquía y alcalde de La Viñuela, José Juan Jiménez, y del vicepresidente de la empresa pública de aguas Axaragua y regidor de Iznate, Gregorio Campos.

Navarro pudo comprobar que el pantano de mayor capacidad de la provincia se encuentra al 10%, igualando mínimos históricos de 1995 o de 2008. Y alegó que la Junta ha destinado a la provincia el 43,2% de toda su inversión para hacer frente a la sequía. Así instó al Gobierno central a implicarse con ese mismo ímpetu frente a la coyuntura hidrológica actual. Y también hizo un «llamamiento a la ciudadanía en el uso responsable del agua para restringir su consumo».

Agregó que ayuntamientos y mancomunidades deben actuar sobre las infraestructuras que son de su competencia «en busca» de una mayor eficiencia. «Todos debemos ser conscientes de la situación tan perentoria que estamos viviendo y la escasez de agua que afrontamos, considerando que el agua que sale por el grifo es oro», matizó.

Para la delegada, el esfuerzo del Ejecutivo andaluz se traduce en actuaciones de emergencia, recogidas en los dos decretos de sequía activados por la Junta, con un montante de cerca de 61 millones de euros de inversión en Málaga. Aunque la sequía haya obligado a «cortar el uso de agua del sistema de explotación de la Viñuela para fines agrícolas, esta carencia se podrá paliar con los casi veinte hectómetros cúbicos de agua que se podrán utilizar gracias a las obras de emergencia de los decretos derivados de la sequía que han sido aprobados».

Así, los regantes de la zona más oriental de la provincia podrán disponer de esa cantidad antes de que finalice el año, como adelantó este martes la propia Navarro. Expresó que está a punto de concluir la actuación en la EDAR de Algarrobo. Y dijo que ya funcionan los terciarios en las dos estaciones depuradoras de Torrox, y en las de Vélez Málaga y Rincón de la Victoria. Asimismo está prevista la puesta en marcha de una quinta actuación de regeneración a finales de año en Algarrobo.

Estos cinco tratamientos terciarios dotarán al uso agrario de la Axarquía de un total de 10 hectómetros cúbicos cuando finalice la obra de conexión del terciario del Rincón de la Victoria con el sector 8 del Plan Guaro que ha sido aprobada recientemente. Y se halla en fase estudio el aprovechamiento de aguas regeneradas en la EDAR del Peñón del Cuervo, que podría aportar otros 10 hectómetros cúbicos.

«Hemos actuado desde el minuto uno, teniendo en cuenta que vamos con 15 años de retraso. Anteriores gobiernos socialistas no previeron las infraestructuras necesarias ni han revisado las que hay, y hemos tenido que afrontar todo a la vez y con una sequía pertinaz que nos ha obligado ya a prohibir el uso de agua para riego en la Axarquía», remarcó la propia Navarro.

La delegada hizo balance del montante global de obras vinculadas a los dos decretos de sequía en Andalucía. La inversión se eleva a más de 140 millones de euros, «contando solo» con el 33% del territorio en materia hídrica: cuencas Mediterráneas, Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel-Piedras. Y así indicó que el Estado ha destinado sólo 9,6 millones «teniendo competencias en el 67% restante».

La Junta analiza por otra parte los fondos Next Generation, a través de la recién creada Comisión de Seguimiento de la Sequía para Andalucía, «como por ejemplo para destinar más recursos para evitar la pérdida de fugas en redes de abastecimiento de municipios de menos de 20.000 habitantes o para desalación».