El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria ha sacado a concurso las obras de demolición de lo que queda de la mítica discoteca Baluma, situada en primera línea de playa en el paseo marítimo de la Cala del Moral.

Los  2.730 metros cuadros de terreno de la parcela donde se encontraba la legendaria discoteca, que durante años concentraba a una buena parte de la juventud malagueña, posteriormente como terraza de verano, fueron adquiridos el pasado mes de mayo por el consistorio rinconero.

Tras varios años de litigio, el consistorio acabó pagando 1,3 millones de euros por las parcelas (en el catastro figuraban como dos) como estableció el órgano colegiado dependiente de la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior, especializado en expropiaciones, lejos de los 7,5 millones de euros que pedía su propietario.

Una vez firmada el acta de ocupación y el pago del justiprecio, el consistorio ha sacado a concurso las obras de demolición de lo que queda en pie dentro de la parcela y de los muros que la delimitan.

"Se trata de unos trabajos previos que darán paso a la creación de un nuevo espacio público con equipamientos deportivos al aire libre y un parque infantil para los vecinos" ha explicado el concejal de Urbanismo de Rincón, Miguel Ángel Jiménez.

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha señalado que la actuación está incluida en el plan de recuperación de espacios para la dotación de nuevos equipamientos públicos en el municipio para el uso y disfrute de los vecinos.

"Queremos recuperar espacios libres en el municipio para mejorar las zonas urbanas con equipamientos deportivos y sociales, visibles y próximos a nuestros vecinos, mediante proyectos que dinamicen la ciudad·, ha manifestado el regidor.

Tras la demolición de las edificaciones existentes en la parcela y del muro que la rodea se colocará una valla perimetral hasta la ejecución de los equipamientos.

La antigua Baluma acogerá instalaciones deportivas al aire libre y un parque infantil. L.O.

Según ha explicado el concejal, el ámbito de la superficie comprende dos parcelas junto a otra anexa al este que ya es municipal "que irán destinadas a la construcción de una zona de esparcimiento, deportivo y recreativo en primera línea de playa".

Los trabajos de demolición se han presupuestado en 70.000 euros, con un plazo de ejecución de obras de un mes.