La Policía Local de Rincón de la Victoria ha detenido a tres individuos a los que les constan múltiples antecedentes dentro del territorio nacional por delitos de robo de vehículos a motor, robo con fuerza, delito contra la salud pública, entre otros.

Las detenciones se produjeron este pasado sábado, cerca de la una de la madrugada, cuando agentes del Grupo Operativo de Noche (GON), observaron un vehículo en el arroyo Totalán a la altura del centro comercial que realizaba una maniobra extraña de frenada y aceleración repentina.

La unidad procedió entonces a la comprobación de la matrícula confirmando que se trataba de un coche de alta gama marca BMW modelo X6 sustraído el pasado mes de agosto. Así, comenzó una persecución por la autovía MA-24 dirección Málaga en la que intervinieron también la Guardia Civil de Rincón de la Victoria y Policía Local de Málaga.

Así lo ha informado el concejal de Seguridad Ciudadana, Borja Ortiz, quien ha explicado en un comunicado que "la persecución fue compleja, los actuantes del vehículo robado realizaron una conducción temeraria llegando a colisionar con una mediana a la altura de la curva de la Araña, donde los ocupantes emprendieron una fuga a pie por una ladera de la montaña, siendo alcanzados y detenidos por nuestra policía local".

En el interior del vehículo se intervino multitud de herramientas para la sustracción de vehículos, dos inhibidores, un sistema para frecuencias de vehículos (OBD), varios Ziriak para bombines de coche y de viviendas, teléfonos móviles, antenas de frecuencias como varias patas de cabra, y cinco llaves de vehículos de alta gama.

Profesionalidad

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha destacado "la profesionalidad de nuestra policía altamente cualificada que hace posible actuaciones tan impecables como las sucedidas este fin de semana en nuestro municipio". Salado ha recordado que "seguimos siendo uno de los municipios más seguros de la Costa del Sol gracias a la labor de la Policía Local", ha añadido.

Los tres individuos fueron detenidos por los delitos contra el patrimonio y orden socio económico (robo de vehículo a motor), y contra la seguridad vial (conducción temeraria), y puestos a disposición judicial. Uno de ellos tiene antecedentes por explosionar cajeros automáticos y otro está catalogado como butronero.