Sequía

El Gobierno da un nuevo paso para impulsar la desaladora de la Axarquía

El PP critica que el Gobierno haya tardado 14 meses en encomendar la redacción del proyecto y el Ejecutivo le recuerda que la Junta tardó 8 meses en definir la ubicación

El pantano de la Viñuela, en la Axarquía, se encuentra en una preocupante situación hídrica

El pantano de la Viñuela, en la Axarquía, se encuentra en una preocupante situación hídrica / ÁLEX ZEA

Avance por parte del Gobierno central para la construcción de la desaladora de la Axarquía, muy reclamada en la provincia ante la complicada situación de sequía actual. Un paso -la encomienda de la redacción del proyecto- que el PP tilda de mero «trámite burocrático» y critica que haya tardado «14 meses» para esto.

El Consejo de Ministros aprobó ayer la modificación del convenio de gestión directa de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), lo que permitirá, entre otras actuaciones, impulsar las obras de construcción de la planta desaladora en la Axarquía.

Críticas a la Junta

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas, ha destacado que el Ejecutivo, con esta actuación, «sigue dando pasos» para construir esta importante obra hidráulica, que está presupuestada en unos 100 millones de euros.

La adenda de modificación del convenio de Acuamed permite seguir con los trabajos que se habían iniciado previamente para la constitución de la junta central de usuarios de la futura desaladora, que «serían los principales beneficiarios de la misma», ha señalado Salas.

El subdelegado ha criticado que la Junta de Andalucía tardara «ocho meses» en definir la ubicación de esta infraestructura, que ha de permitir dar solución a la «preocupante» situación de sequía que padece la comarca de la Axarquía, el mayor productor nacional de frutas tropicales.

«Esta infraestructura será posible gracias al compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez ante la falta de implicación de la Junta en acometer las inversiones importantes en la cuenca mediterránea adaluza, que recuerdo son de su exclusiva competencia», ha afirmado.

Críticas al Gobierno

Por su parte, el secretario general del PP de Málaga, José Ramón Carmona, ha exigido al Gobierno central «mayor agilidad» en la construcción de esta desaladora, ya que «han pasado 14 meses desde que esta actuación se declarase de interés general del Estado hasta que ha sido aprobada la adenda que permitirá formalizar la encomienda a la empresa pública estatal Acuamed».

«Desde el Partido Popular no entendemos que el Gobierno venda como un logro tardar 14 meses en realizar un trámite burocrático», ha manifestado, apuntando que «una vez encomendada la actuación, Acuamed será la encargada de redactar el proyecto, así como de su tramitación administrativa y posterior licitación de las obras».

El dirigente popular ha lamentado que el subdelegado siga señalando a la Junta «cuando la competencia de esta obra es única y exclusivamente del Gobierno de España».

«Los socialistas no pueden dar lecciones en materia hídrica en Andalucía, más bien todo lo contrario, tras su paso por la Junta o cuando Sánchez mantiene sin ejecutar en la provincia obras hídricas por valor de más de 2.000 millones de euros», ha asegurado.