Blog 
Filósofo de guardia
RSS - Blog de Damián Camacho Fernández

El autor

Blog Filósofo de guardia - Damián Camacho Fernández

Damián Camacho Fernández

Soy estudiante de Psicología en la UNED, y lo voy compaginando con asignaturas del Grado de Filosofía. ...

Sobre este blog de Sociedad

Un poco mi manera de ver, pensar y entender la vida.


Archivo

  • 23
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     

    AMIGOS DE UNA VEZ AL AÑO

     Cada día tengo más claro que la palabra amistad está perdiendo valor. Hoy con este mundo de las redes sociales y las nuevas tecnologías llamamos amigo a cualquier persona que nos etiqueta una vez al año en una foto de un lindo gatito, y un mensaje lleno de lindos deseos, pero que quedan en eso, en palabras, deseabilidad social y en fingir una amistad totalmente distorsionada.

    Hay quienes son tan pobres en autoestima que llegan a creerse que si en una red social tiene 5000 amigos son amigos reales. Quizás sea mi postura un tanto pesimista de la vida, pero según di en el temario de Psicología Social, nuestro cerebro humano no está preparado para interactuar afectivamente ante tan gran número de personas, por lo que la palabra amistad, quien crea que tiene 5000 amigos considero que tiene dos problemas, uno el creerse tan importante para tan inmenso círculo afectivo y el segundo, la cantidad de decepciones que le esperan si no aprende a diferenciar amistad, conocido o compañero.

    Pero presumimos de lo que no somos y para eso nos mentimos a nosotros mismos, pensamos que el valor está en la cantidad y no nos fijamos en la calidad de la persona. Miramos el qué es, no en cómo es. El tanto tienes tanto vales es una de las realidades más ciertas que he podido comprobar en primera persona en estos tiempos de crisis, en ver como gente que pensabas que jamás en la vida te iba a fallar te termina fallando. Pero...si a Jesucristo de doce amigos le falló uno..., cómo no me van a fallar a mí, o cómo no voy a fallarle yo a alguien porque ninguno estamos exentos, este pecado del egocentrismo, creo que lo cometemos todos en mayor o menor medida, unas veces nos ciega la vanidad, otras rencores, rencillas, envidias o mil factores que hacen que unas veces seamos traicinados y otras traidores. Al final nuestro instinto animal de lucha  y de supervivencia nos puede y somos menos sensatos de lo que deberíamos ser.

    Ahora en estos días recibiremos llamadas, mensajes, washapp de gente que ni siquiera recordaremos quienes son, gente que forman parte de un listado, gente que quizás un día lo fueron todo y con el paso del tiempo ese todo pasó a ser nada, o prácticamente nada. Tiraremos de frases típicas 'vale, ya quedamos y nos llamamos'

    -Que socorrido es ese 'ya te llamaré- Siempre que vas a echar un currículum para pedir trabajo escuchar esa frase es una manera educada de decirte: 'perdona, reponedores mejores que tú los tengo a patadas' .

    Pero dentro de la crueldad humana, los jefes de Recursos Humanos no son tan crueles, ellos prefieren que te mate la incertidumbre a decirte: lo siento pero ahora mismo no te necesitamos.

    Otro recurso muy socorrido, 'a ver si quedamos y nos tomamos un café' si todos los cafés que yo tengo pendientes me los llego a tomar este año Colombia sería país de economía emergente, y, "Juan Valdes' no tendría un burro en el anuncio como mínimo iría con su Ferrari a los cafetales.

    Quiero terminar estas líneas agradeciéndoles a todos/as los que se han tomado la molestia de leerme este año, y como no, quiero agardecerle también a todos/as mis amigos que me lo demuestran día a día, porque ellos/as y vosotros/as que me leéis junto con la Opinión que me deja éste espacio sois los que estáis ahí los 365 días del año y esperemos que sean muchos más los que siga escribiendo por aquí y ustedes y mis amigos me sigan leyendo.

     

    Feliz Navidad y un Feliz Año 2015 para todos/as.

     

    Gracias por estar ahí. Sean muy felices.

     

    J.Camacho

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook