Blog 
La gota que calma el vaso
RSS - Blog de salvador  crossa ramírez

El autor

Blog La gota que calma el vaso - salvador  crossa ramírez

salvador crossa ramírez

Entre los desahogos que pueda encontrar el lector de alguien que como yo hace de la escucha su trabajo habitual, puede también que encuentre algún alivio personal, por muy leve que sea; me doy entonces por satisfecho. Encontrará sin duda, si es curioso, una serie cuentecitos o microrrelatos hechos p...

Sobre este blog de Sociedad

Reflexiones de un psicoterapeuta de ciudad


Archivo

  • 31
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     

    Pensar el pensamiento

     No deja de sorprenderme que el elemento más complejo, el más importante con el que tenemos que lidiar en la vida, nosotros mismos, sea también el más olvidado, el más blindado a  las conjeturas del pensamiento racional, a pesar de que seamos perfectamente capaces de pensarnos e incluso de pensar nuestro pensamiento.

    Pensar no sólo consiste en encontrar estrategias que nos permitan adaptarnos al mundo que nos rodea, en sortear los problemas del momento, en buscar destrezas que nos permitan tener más éxito social, en eludir las agresiones y las carencias que nos depara la vida, pensar es también pensar hacia dentro, es pensar la mente, pensar en cómo  y para qué deseamos, interrogarse sobre el deseo:

    ¿Qué es eso que yo llamo mi deseo? ¿Y mi saciedad? ¿Para qué sirven los sueños? ¿Y las fantasías? ¿Por qué me gusta lo que me gusta? ¿Por qué rechazo esto o aquello?

    Cuando pensamos podemos preguntarnos también sobre nuestra existencia, o por qué existimos y por qué podemos saber que existimos, o por qué somos como somos y por qué hacemos lo que hacemos. No obstante, parece que todos estos asuntos los solemos dejar al arbitrio de nuestros instintos y de nuestros modelos automáticos de respuestas adquiridos en la infancia o en la adolescencia, sin que nos hayamos preguntado mucho por su eficacia actual. Mientras tanto, atendemos las necesidades más urgentes de la vida diaria.  Muchas personas necesitan ejercicios musculares para mejorar las dolencias del cuerpo, me atrevería a sugerir también ejercicios y actividades del pensamiento, para aliviar los males de la mente.

    Salvador Crossa Ramírez. http://www.lagotaquecalmaelvaso.es

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook