Blog 
Misalud
RSS - Blog de Zoedejulian Julian

Sobre este blog de Málaga

El blog "Misalud" es un espacio donde crearé artículos sobre temas relacionados con la salud y las enfermedades.


Archivo

  • 25
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Malaga insomnio sueños soñar dormir

    Las hierbas que utilizamos para cocinar.

    En la cocina resultan muy valiosas porque permiten sazonar platos que, preparados sin sal y sin grasa, podrían ser muy insípidos. Además, sus propiedades medicinales son de gran valor para asegurar una buena digestión y curar ciertas enfermedades. En nuestras recetas hemos empleado sobre todo las plantas digestivas, aunque es evidente que usted las puede variar según sus gustos y sus necesidades.

    La acedera. Su acidez combina muy bien con los pescados, también acompaña muy bien el pollo y los huevos. Es un poco diurética y laxante, pero no es aconsejable para las personas que padecen úlcera de estó­mago, artritis, gota y reuma.

    El ajo. Todo el mundo conoce su aroma, pero algunas personas no lo pueden soportar, sobre todo en los demás. Puede emplearse con mo­deración en todo tipo de preparaciones, carnes blancas, verduras o salsas a la provenzal, aunque a menudo es difícil de digerir. Una buena forma de evitar este escollo es emplear un diente entero, que comuni­cará su aroma sin tener que comerlo. Ha sido siempre considerado como una panacea: es un fortificante, vermífugo, antídoto contra las picaduras de algunos insectos. Se emplea especialmente como estimulante cardiaco y circulatorio; es, finalmente, un buen antiséptico que puede luchar con eficacia contra la bronquitis y la diarrea.

    La albahaca entra en las preparaciones mediterráneas a base de tomates; combina muy bien con las berenjenas, calabacines y muchas otras verduras y hortalizas. Es un antiespasmódico eficaz contra los dolores de estómago y las migrañas nerviosas. Es también un desinfec­tante.

    El anís es más fuerte que el eneldo. Sus granos se emplean en pastelería y en infusiones. Es un buen antiespasmódico que alivia los dolores de estómago, la aerofagia o dispepsia, los cólicos y los dolores de la menstruación.

    El comino es un umbelífero de la familia del anís y del hinojo y, como ellos, también es muy digestivo y diurético. Los árabes lo consideran afrodisiaco. Combina bien con el queso y entra en la composición del curry.

    El eneldo está emparentado con el hinojo y el anís. Se utilizan sus hojitas y sus granos con el pescado, las ensaladas, el pepino. Es un excelente carminativo (favorece la expulsión de los gases intestinales), es diurético, digestivo y antiespasmódico.

    El estragón se utiliza en la confección de salsas (vinagreta); se integra bien con las ensaladas, los huevos, el pollo, los crustá­ceos. Favorece la digestión y no irrita.

    El laurel. Su aroma hace resaltar el de las otras hierbas. Se emplea en el ramillete de hierbas, con los pescados y las carnes. Es antiséptico, lo que justifica su empleo en las maceraciones y adobos de carnes y caza; estimula el apetito y combate las fermentaciones, es diurético y hace bajar la fiebre.

    La mejorana u orégano va muy bien para las ensaladas (al estilo grie­go, con tomates, pimientos y queso), el queso y las aves. Es un pedante nervioso que calma la ansiedad, las migrañas y los dolores de origen nervioso, así como el insomnio.

    Las mentas. Verde o hierbabuena o picante, son deliciosas con las carnes, las ensaladas, zanahorias, pepinos, en las tortillas o en los postres. Estimulan la digestión, calman el dolor, tonifican: son antisépti­cas y afrodisiacas.

    El perejil se emplea en todas las salsas y sobre todo, desafortunada­mente, como adorno. Es muy diurético y es magnífico para aliviar la retención de agua premenstrual. Como es muy rico en vitaminas (C) y sales minerales, es tónico, antirraquítico, antianémico. Aplicado sobre la piel, calma las irritaciones.

    El perifollo picado se emplea en las ensaladas y las sopas. Es diuré­tico y purgante.

    El romero aromatiza los asados a la parrilla. Era el ingrediente básico del agua de la reina de Hungría, que lo utilizaba como loción de fuente de juventud. Estimula el hígado y la función biliar.

    La salvia sazona muy bien las aves y todos los platos con tomate. Se la considera como una panacea. Combate la debilidad, las digestiones difíciles, la depresión, los sudores, los dolores de la menstruación.

    El tomillo es delicioso en los court-bouillons o caldos cortos para hervir pescado, en las sopas, los patés, los rellenos y con las zanahorias. Se le considera como antiséptico, combate las anginas y los resfriados. Favorece la desintoxicación y la sudoración, facilita la digestión y ayuda a adelgazar.

    Todas estas hierbas culinarias también pueden emplearse como bebidas en infusiones o decocciones, como otras plantas, aunque éstas no entren en las preparaciones culinarias.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook