Blog 
Pequeñas cosas cotidianas
RSS - Blog de Carmen Donate González

El autor

Blog Pequeñas cosas cotidianas - Carmen Donate González

Carmen Donate González

Soy ama de casa de mediana edad, una especie en peligro de extinción.

Sobre este blog de Málaga

Reflexiones sobre las pequeñas cosas que me llaman la atención a lo largo del día.


Archivo

  • 11
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     

    !Prohibir, prohibir!

     

      Llama la atención que en obras literarias, en películas, en comics, la eterna lucha del bien contra el mal ande representada, por lo general, mediante la utilización de los más modernos artilugios, la última tecnología puesta al servicio del mal, o del bien en algunos casos, ubicadas en entornos arcaicos y ocultos: cuevas inaccesibles, sótanos…

       Solo imita a la realidad, no tenemos más que mirar al EI, absolutos bárbaros que parecen salidos de otros siglos, viviendo en desiertos, en zonas inhóspitas, muy ricos gracias a lo que atesoran en recursos las tierras de las que se han adueñado, y con las armas más avanzada a su servicio. Si nos advierten que en el civilizado mundo americano, erigido en guardián de la libertad, para conseguir sus objetivos emplean técnicas parecidas, torturas, que terminan a veces en mutilaciones, en muerte, no nos debemos extrañar ante tales métodos. Y lo preocupante es que otros países –civilizados- comiencen a reconocer que tienen centros de detención ilegales, en los que el individuo no tiene ningún derecho y está a merced de los caprichos de sus captores. Nosotros mismos, con los métodos que empleamos para impedir que los inmigrantes entre de forma ilegal por nuestras fronteras, o los que emplean nuestros vecinos del otro lado de la valla -dicen algunos de los que lo prueban que son apaleados, fracturados sus brazos y piernas para que no puedan volver a intentarlo, la invalidez convertida en el pago por vivir- se les consiente sin protestas, mejor que hagan otros el trabajo sucio, mirando hacia otro lado.

       Y cuando nos escandalizamos con todas estas historias, hoy nos encontramos en nuestro país con la votación en el congreso sobre la nueva ley de seguridad ciudadana. Prohibir, prohibir y más prohibir. ¿No caen en la cuenta de que contra más se prohíbe más ganas entran de saltarse las normas? Tanta prohibición en el fondo solo indica la incapacidad de nuestro gobierno de resolver problemas, no callarán con ello a la gente ni pararan las protestas ante lo que consideremos injusto..

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook