Los artículos de lujo no son nada nuevo bajo el sol, pero cuando un producto cotidiano se vende por cientos o miles de euros las redes sociales estallan. Cada cierto tiempo, se desata una ola de indignación porque una marca Prêt-à-porter pone a la venta un artículo como un saco de basura o una bolsa de Ikea por un precio desorbitado. Las bridas por 600€ de Ambush han sido las últimas en añadirse a esta exclusiva colección. 

Todo ha comenzado cuando un usuario de Twitter, Grouchico, ha compartido un hallazgo con más precedentes de los que podríamos esperar: una captura del portal Farfetch  (un portal que distribuye bienes de lujo) donde podemos ver distintos accesorios de la marca japonesa como brazaletes o anillos. 

Hasta ahí, todo correcto, el problema viene cuando nos fijamos en el precio, que asciende a 588 dólares para las pulseras y a 390 para los anillos. La noticia ha corrido como la pólvora con casi 11.000 me gustas. 

Sold out: se agotan todas las bridas pulseras por 600€

Lo más sorprendente es que la repercusión del tuit ha trascendido el plano digital y aparentemente ha provocado una ola de compras masivas y ya no está disponible en la plataforma minorista. 

Bolsas de basura por 1.800€

El propio usuario que ha desatado la polémica por las bridas de 600€ referencia en su publicación a otro fenómeno similar: las bolsas de basura de Balenciaga que se vendían por 1.800€. Este fenómeno, precedido por una bolsa de plástico que costaba 1.900€ también fue extremadamente comentado en redes sociales por su carácter disparatado. 

Y es que, al parecer, existe cierta tendencia entre las marcas más exclusivas por llevar aspectos de la vida cotidiana a los niveles más altos de exclusividad en el mundo de la moda.