Las sucesivas olas de calor que hemos sufrido durante los meses de primavera y verano han disparado las temperaturas del mar Mediterráneo. Con más de 30 grados, esta cifra desorbitada tiene más consecuencias de las que podemos imaginar: los meteorólogos advierten que lo que viene después de verano puede ser todavía más terrible. 

Entre las personas que se han aventurado a calcular qué consecuencias pueden tener estas altas temperaturas en los fenómenos climatológicos de los próximos meses, está el famoso presentador Mario Picazo

El conocido meteorólogo, que solía trabajar para Telecinco y actualmente se encuentra en Eltiempo.es ha desarrollado los motivos por los que todo el mundo está sobre aviso con lo que puede venir en septiembre. 

Al estar tan caliente la masa de agua del Mar Mediterráneo, se puede convertir en lo que ha calificado como una “fábrica de vapor de agua”, que además de mucho “calor y bochorno” (a lo que desgraciadamente ya estamos acostumbrados), podría derivar en unos fuertes episodios de inundaciones y tormentas provocados por el fenómeno de la gota fría o DANA