España esconde pueblos y rincones maravillosos donde la naturaleza ha creado paisajes caprichosos y singulares que merece la pena conocer. Además, en muchos casos, el acceso a los pueblos se convierte en toda una aventura, un trayecto en el que a cada paso la admiración crece, logrando que la visita aumente, si cabe, su valor.

Este es el caso de un pueblo asturiano al que solo se puede acceder cruzando una cueva. De ahí que, más allá de los lugares interesantes que se pueden visitar en el propio pueblo, y que no te dejarán indiferente, la llegada te dejará sin aliento. Un precioso paseo para cruzar una espectacular cueva que se puede realizar en coche o andando. ¿Te animas a venir?

Cruzar La Cuevona, una aventura para todas las edades

La Cuevona es una cavidad natural de las pocas que pueden ser visitadas tanto a pie como en coche. Tiene unos 300 metros de longitud y durante el paseo podemos admirar las increíbles formaciones que la erosión y las filtraciones de agua han ido creando. Estalactitas y estalagmitas con figuras asombrosas a las que se les ha puesto nombre como "Las barbas de Santiago" o "La lengua del diablo".

Se trata de un paseo muy agradable y accesible para todo tipo de edades, ya que no presenta ninguna dificultad. El camino está asfaltado y muy bien iluminado, por lo que se puede dejar el coche en el parking que hay a la entrada, y hacer el trayecto andando, así se pueden admirar todas esas figuras de una manera más directa.

Cuevas del Agua, el final del trayecto

Una vez hemos cruzado la cueva nos encontramos con un precioso pueblo llamado Cuevas del Agua, al que solo se tiene acceso a través de la propia cueva, de ahí su singular nombre. 

Se trata de una población que cuenta con 300 habitantes y en él te encontrarás como si hubieras retrocedido en el tiempo. Sus calles están adornadas con los típicos hórreos asturianos, mientras que el paisaje luce espectacular; no en vano, este pueblo es famoso, también, por sus rutas de senderismo, como la Ruta de los Molinos.

Cuevas del Agua se encuentra en el Concejo de Ribadesella, en Asturias, así que puede ser también un buen momento para visitar Ribadesella, ciudad costera en la que disfrutar de su maravilloso casco antiguo. Una visita redonda que será difícil olvidar.