Una vez traspasada la cuesta de septiembre, la mayoría de personas nos ponemos como objetivo empezar a ahorrar: bien para el próximo periodo de vacaciones, bien para las fiestas de Navidad o para cubrir esos gastos extras que todos los años se presentan sin previsión. Quizá queremos comprar un nuevo coche, actualizar nuestros dispositivos tecnológicos o simplemente hacer ese viaje que siempre hemos deseado al corazón de México.

Pero tal y como están las cosas, ahorrar parece más fácil de decir que de hacer: la inflación y los precios de la electricidad y otros bienes básicos están asfixiando la economía doméstica de las familias, y cada vez se hace más cuesta arriba no solo guardar una pequeña cantidad, sino el llegar directamente a fin de mes.

En este contexto, muchas personas comparten a través de sus redes sociales distintos trucos para ahorrar y conseguir rascar de donde se pueda una pequeña (o gran cantidad) al final de cada periodo laboral. Uno de los consejos que ha triunfado en redes sociales es el ingenioso truco del céntimo: un método con el que se pueden llegar a ahorrar más de 670€ al año sin hacer prácticamente ningún esfuerzo económico.

¿Cómo funciona el "reto del céntimo" para ahorrar?

El funcionamiento es bien sencillo: el "reto del céntimo" no es más que un sistema progresivo en el que cada día tenemos que aportar una pequeña cantidad más que el día anterior. Es un desafío viral porque, además de la recompensa que obtenemos al final, exige que seamos constantes, comprometidos y tengamos espíritu de superación.

La metodología consiste en echar todos los días un céntimo más que el día anterior a la hucha, empezando por el primer día en el que se pone 1 céntimo: así el segundo día serían dos céntimos, el tercer día tres céntimos y así progresivamente hasta completar el año, cuando tendríamos que poner 3,65€. En total, si empezamos así, conseguiríamos 670€ al año de ahorro.

Any, la cuenta de Instagram que compartió este simpático reto, también aporta una tabla para hacer más sencilla la tarea de llevar la cuenta: un calendario con una cuadrícula en el que podemos ir tachando los días según vayamos avanzando hasta que finalice el año.

Las versiones del "reto del céntimo"

Otras personas han planteado otras formas de hacer el reto: por ejemplo, completarlo a la inversa. De esta forma comenzaríamos aportando 3,65€ a la hucha y disminuyendo la cantidad hasta llegar al último día en el que introduciríamos tan solo 1 céntimo.

Para otras, la versión consiste en aumentar la cantidad inicial, y así finalizar el año con una cantidad mucho mayor. La única dificultad que plantea este desafía, quizá, es tener disponibles monedas tan pequeñas en un contexto en el que cada vez utilizamos más los métodos de pago virtuales.