La DGT y la Guardia Civil siguen buscando al conductor que, hace tan solo unos días, circulaba por la A-7 de Málaga con una silla de ruedas motorizada, entorpeciendo el tráfico y poniendo en riesgo su propia vida, cuando se ha publicado otro vídeo de una persona atravesando una calzada repleta de vehículos: esta vez en silla de ruedas manual.

La cuenta de Social Drive en Twitter ha sido la responsable de publicar la grabación de lo que se ha identificado como una señora montada en una silla de ruedas cruzando entre los coches. El vídeo ya supera las 22.000 reproducciones, y en los comentarios, los usuarios se dividen entre quienes condenan el acto por temerario y quienes lamentan que ninguno de los coches detuviera la marcha para asistir a la persona.

Entre los motivos que podrían llevar a alguien a cometer semejante imprudencia está la temeridad, pero también, como defienden muchos, la desorientación o la incapacidad propia de algunas enfermedades que provocan deterioro cognitivo.

En el vídeo, grabado desde un coche en perpendicular a la calzada por la que cruza la silla de ruedas, observamos durante casi un minuto cómo la persona en cuestión avanza lentamente hacia la acera mientras los vehículos pasan a izquierda y derecha, ralentizando la velocidad para esquivarla. La escena de máxima tensión se detiene cuando un hombre con camiseta amarilla sale corriendo hacia la anciana, coge los puños de la silla de ruedas y la conduce hasta un espacio seguro.