En ocasiones, las cosas que pasan en Twitter hay que verlas para creerlas. Sin que se conozcan exactamente los motivos, hay ocurrencias que provocan que sus creadores cosechen, de golpe y porrazo, cientos de miles de nuevos seguidores.

Gaspardo, presidente del primer gobierno de un país denominado Listenbourg

Es el caso de Gaspardo (@gaspardooo), el ingenioso usuario de Twitter que se ha autonombrado primer presidente del gobierno de Listenbourg, un país que también se ha inventado él mismo.

El país en cuestión puede visualizarse en los mapas que Gaspardo se ha molestado en confeccionar y, a tenor de su gran extensión, damos fe de que se trata de un país muy importante.

Listenbourg, el país que es casi tan grande como España y que está situado donde antes se encontraba el océano Atlántico.

En efecto: consultando el mapa publicado en Twitter se puede comprobar que su extensión es ligeramente inferior a la de España.

Porque da la casualidad de que Listenbourg tiene fronteras con España y Portugal y está ubicado en la zona Noroeste de la Península Ibérica. Concretamente, en la extensión antes ocupada por el océano Atlántico y el mar Cantábrico.

Parte de Galicia, Asturias y León han sido anexionadas por Listenbourg

De eso no hay ninguna duda: en el mapa se observa claramente que La Coruña y Lugo pertenecen ahora a Listenbourg. Lo mismo sucede con parte de las provincias de Pontevedra, Asturias y León.

Y como colofón de sus afanes imperialistas, Listenbourg también ha tomado el control de varias provincias del Norte de Portugal. 

Lo que aún se desconoce es la opinión al respecto de los gobernantes de las dos naciones afectadas por la voracidad anexionista de esta nueva potencia europea.

Listenbourg o cómo usar el ingenio para triunfar en Twitter

Aunque se desconocen los motivos que han impulsado a su ingenioso autor a ganarle terreno al océano, fundar Listenbourg y anexionar las provincias mencionadas, el éxito de la iniciativa ha sido rotundo.

En pocos días ha conseguido sumar más de 270 000 seguidores en Twitter e innumerables retuits.

Eso sí, las razones del éxito habrá que preguntárselas a un experto en redes, a un humorista o quizás a un psicólogo.