05 de febrero de 2020
05.02.2020
COAC 2020

Larga vida al cuarteto

La sesión del martes dejó de un nuevo sabor amargo, varias agrupaciones no llegaron al mínimo de calidad que el Carnaval de Málaga requiere. El cuarteto de Edu Lama fue lo más destacable de la noche

05.02.2020 | 13:25
Larga vida al cuarteto

Quinta preliminar, una sesión que en ocasiones fue difícil de digerir. Se ha hablado mucho estos días que el público malagueño debería ser más respetuoso con las agrupaciones que se suben a las tablas. Pero igualmente tiene que pasar al revés. El público también se merece un respeto, han pagado una entrada y que menos que traigan un mínimo de calidad. Y ya no es sólo por los espectadores también por el carnaval, por la fiesta. El Carnaval de Málaga se merece respeto y que las agrupaciones se preparen su actuación para ofrecer un espectáculo digno, y sino es así por las circunstancias que sean, siempre tenemos la calle para pasarlo bien disfrutar y desafinar sin riesgo a que nos quiten puntuación o que nos caiga un telón.

Abría la quinta preliminar una murga de San Roque, con 'Bajo la luz de la luna me fumo un fortuna', una representación del típico marido que baja la basura para evadirse de su esposa. Con un humor casposo y difícil lo más destacado de la murga fue el conjunto de voces que no sonaba nada mal. Tras ellos actuaba la primera comparsa de la noche, llegados desde Vélez Málaga y representando a la madre naturaleza maltratada por la mano del hombre. Buena intención la de estos veleños que se estrenaban en el concurso, pero con graves problemas de afinación y de interpretación.

'Encuentros en la tercera fase' era la apuesta de una murga de Málaga que al igual que la comparsa de Vélez también era su primera vez en el concurso. Una pésima ejecución y problemas notables con las letras, el popurrí sobre todo dio la impresión de una falta de ensayo importante.

Tras el descanso llegaba la gente de la murguita, y tras el año pasado quedarse en preliminares, estrenaban ayer 'Los que vienen de vuelta', un separado que vuelve a casa con su madre con todo lo que ello conlleva. La madre de estos divorciados también estuvo en escena, durante la actuación fueron intercambiado los papeles desarrollando el rol de la madre y del hijo.

Era el turno de nuevo de un cuarteto. Edu Lama volvía a las tablas tras su participación en el COAC 2018. 'Los navajos de Albecete' presentaban en escena a unos indios muy particulares y sobre todo muy malagueños. Lama expuso una parodia muy trabajada y llena de buenos golpes de humor, grandioso El Peli en su personaje como el Chamán. Que gran descubrimiento de este carnavalero como cuartetero. Cuplés de preliminares con un simpático estribillo que dieron pie a un popurrí muy dinámico y divertido. Edu sigue remando y trabajando para que el cuarteto tenga el sitio que merece dentro de la fiesta. Gracias siempre.

Cerraba la noche la comparsa de La Línea de la Concepción con 'El batallón del mar', una agrupación que se presentó un poco mejor que el año pasado y con un tipo muy vistoso y colorido. Repertorio no muy destacable y con algunos fallos en la ejecución.

Nos quedan tres noches de preliminares, intentemos olvidar lo del martes y de saborear de las coplas que nos quedan. Por y para Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook