17 de julio de 2010
17.07.2010
Tradición

El origen extinto de un barrio marinero

La tira del copo es un arte de la pesca prohibido desde hace más de 50 años pero que se ha practicado en muchas ciudades de la costa malagueña desde tiempos inmemoriales. Los Boliches, en Fuengirola, rememora cada año esta tradicional manera de capturar peces para mostrárselo a quienes no lo conocieron

17.07.2010 | 03:05
Bolicheros de toda la vida y visitantes participaron en la recreación de este antiguo arte de la pesca.

Ni grandes barcos congelador, ni redes kilométricas, ni los adelantos tecnológicos de nuestros días. En la populosa barriada fuengiroleña de Los Boliches todavía hay quien sostiene que «el mejor pescado se coge con una buena jábega a remos y un buen bolichito». Esto del bolichito a muchos malagueños les puede sonar a chino, pero para gente como Andrés Fernández, presidente de la Peña Bolichera, es el origen de lo que hoy conocemos como el barrio de Los Boliches.
«El bolichito es un tipo de red que desde tiempos remotos se ha confeccionado y utilizado en Los Boliches, de ahí el nombre de este barrio», narra. Precisamente, ayer se recreó el arte de pesca por excelencia en esta zona de la provincia: la tira del copo.
«Desde que tuve uso de razón lo practiqué. Pero cuando contaba casi diez años lo prohibieron», dice José Hernández, bolichero y pescador que hoy tiene 63 años. Y es que como él mismo reconoce, la tira del copo «arrastra todo lo que tiene por delante, incluido crías» debido a que el bolichito tiene unos agujeros muy pequeños.

Del fondo a la orilla
Sin embargo, la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía cada 16 de julio concede permiso al Ayuntamiento de Fuengirola y a la Peña Bolichera para realizar una simulación de cara a los visitantes y a los bolicheros que nunca conocieron la tira del copo. Para ello, Andrés y cerca de una veintena de antiguos pescadores y aficionados a la pesca muestran cómo se hace.
«La barca entra en el agua con la red y una cuerda que queda fijada en la orilla. Entran hasta una distancia no muy lejana de la orilla y fijan dos puntos paralelos a tierra. La barca vuelve con la otra cuerda y por equipos se comienza a tirar desde la orilla», explica el presidente de la Peña Bolichera. Muy lentamente, el bolichito, que forma una bolsa en la que va cayendo todo el pescado a su paso se aproxima desde el fondo a la superficie.
Unos peces araña y un par de palometas es lo que se capturó ayer. «Es normal, no son horas de pesca. Esto se hacía de noche o al alba», dice Andrés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine