04 de junio de 2012
04.06.2012
Plan de Ordenación del Territorio

La Junta desecha el Parque Empresarial de Mijas en La Atalaya

Una carta de la Consejería de Ordenación del Territorio resuelve la petición de modificación del POT de forma negativa

04.06.2012 | 07:00
Momento en que los directivos del PEM presentaron en el registro del Ayuntamiento su iniciativa de cambio de calificación de la parcela que es de su propiedad.

Apenas seis meses les ha durado la última esperanza a los responsables del Parque Empresarial de Mijas (PEM) de llevarlo a la parcela donde, desde hace una década, pretenden construir su proyecto de tecnópolis: La Atalaya. La Junta de Andalucía, finalmente, ha tumbado la petición de modificación de cambio de uso del suelo de protegido a industrial elevada a la institución regional por el pleno del Ayuntamiento de la localidad costasoleña.

Así lo recoge una carta que la Consejería de Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía remitió el pasado 16 de mayo a los responsables de la institución local en la que manifiesta, fundamentalmente, «la inviabilidad de la petición» de comuneros y Consistorio «respecto al uso del suelo» de La Atalaya. Sobre éste, como recuerda el propio escrito, pesa una protección medioambiental por lo que su urbanización tan sólo es posible «con proyectos que tengan que ver con un interés turístico relacionado con el entorno medioambiental».

Esta resolución, que parece ser definitiva, era la única esperanza por parte de los más de 200 empresarios mijeños que invirtieron hace diez años unos ocho millones de euros para desarrollar en La Atalaya su proyecto de parque tecnológico. Y es que, la aprobación del Plan de Ordenación del Territorio (POT), en el año 2005, supuso que la iniciativa empresarial quedase en suspenso debido a la ya conocida protección medioambiental.

Apelan a la sensibilidad

Tanto es así, que los integrantes del PEM aseguran desconocer aún la comunicación oficial del organismo autonómico en relación a su parcela. No obstante, ante las primeras noticias, fuentes cercanas a la dirección del mismo prefieren mantenerse cautas y esperanzadas en que el nuevo Gobierno de la Junta -que recientemente ha tomado posesión– tenga una sensibilidad distinta a la manifestada por los anteriores responsables de la cartera de Ordenación del Territorio.

Las mismas versiones insisten en que los reclamos expresados en multitud de ocasiones por su presidente, Julio Fernández, y su directiva para modificar el POT son justificadas y justas. Sin embargo, Fernández y su equipo han recibido, no hace mucho, otro varapalo, esta vez desde los tribunales, que han desestimado la demanda interpuesta por el PEM contra el documento urbanístico andaluz. A pesar de ello, recurrirán la sentencia, que no es firme.

Con todo este panorama, los responsables del PEM tienen que lidiar con las voces críticas que, incluso, han comenzado a aparecer dentro de la propia organización. Sin ir más lejos, el exconcejal de Urbanismo y empresario socio del PEM, Juan Cruz, cuestionó el criterio de la directiva de no buscar otras alternativas a La Atalaya.

Igualmente, un grupo importante de comuneros ha mostrado su interés por vender la parcela para que otros puedan desarrollar distintos proyectos ante la imposibilidad de hacer la tecnópolis empresarial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine