13 de junio de 2017
13.06.2017
Sucesos

Investigan el linchamiento a los detenidos por los apuñalamientos de Torremolinos

La Policía Nacional trata de identificar a las personas que los golpearon cuando los llevaban esposados

13.06.2017 | 13:02
Momento de la agresión a los detenidos.
Investigan el linchamiento a los detenidos por los apuñalamientos de Torremolinos

La Policía Nacional investiga las agresiones que los detenidos por presuntamente apuñalar a dos porteros en un bar de Torremolinos recibieron antes y una vez que ya estaban arrestados, cuando los agentes trataban de conducirlos al vehículo policial. Según han confirmado fuentes policiales a este diario, los investigadores tratan de identificar a los individuos que aparecen en el vídeo golpeando a los arrestados hasta el punto de que uno de ellos sufrió lesiones en la cara que requirieron su hospitalización. Según ha informado este martes el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, no está previsto que los sospechosos pasen hoy a disposición judicial.

Una vez apuñalados los porteros y trasladados al Hospital Clínico con varias heridas en tórax y abdomen, así como contusiones y traumatismos, el vídeo muestra cómo los dos policías que arrestaron y esposaron a los presuntos agresores tratan de conducirlos desde el paseo marítimo hasta el vehículo policial, que se encontraba en la zona de aparcamientos situada al otro lado de la calzada. Sin embargo, en el momento en el que el primer agente echa a andar, la cantidad de gente que hay en la acera obliga al policía a cambiar su trayectoria hacia la carretera. En ese momento, un grupo de jóvenes ya los sigue y uno de ellos, vestido con bermudas y camiseta azul, pierde una de sus zapatillas mientras le lanza patadas al arrestado, aunque esto no le impide darle dos puñetazos que impactan de lleno en la cara del detenido. El agente, desbordado y tratando de protegerlo como puede al tiempo que parece pedir refuerzos, vuelve a cambiar de trayectoria para cruzar la carretera, donde el detenido cae conmocionado. En ese momento, mientras el policía intenta levantarlo con un brazo, el mismo joven aprovecha para darle una brutal patada en el estómago al detenido. Acto seguido, otro joven sin camiseta se suma a la agresión y le lanza puñetazos. Aunque la cámara deja de enfocar hacia la turba durante unos segundos, cuando vuelve a hacerlo se intuye que las agresiones han continuado. A partir de ahí en el plano aparecen los dos policías, cada uno con un detenido, y el anterior vuelve a caer. Cuando parece que cuentan con la ayuda de algún ciudadano que intenta ayudarles, un tercer joven lanza un puñetazo al otro de los detenidos, que antes de ese golpe ya presentaba sangre en la cara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp