21 de junio de 2017
21.06.2017
Sanidad

El Marítimo traslada a los pacientes ante las quejas por los ruidos de las obras

Se ha cambiado a cuatro enfermos en situación delicada de salud y se ha movido un compresor

21.06.2017 | 05:00
Imagen tomada ayer en las instalaciones del centro sanitario.

Las obras de rehabilitación del Hospital Marítimo de Torremolinos no solo supondrán el traslado de la actividad quirúrgica durante unos meses al Hospital Clínico. A raíz de la reforma del centro sanitario, que comenzó hace unos días, la dirección del centro sanitario se ha visto obligada a cambiar de ubicación a cuatro pacientes que estaban viéndose especialmente afectados por las obras.

En concreto, estas estaban provocando que los usuarios no pudieran descansar o recuperarse bien a consecuencia del ruido de un compresor empleado en las obras y que estaba muy cerca de la unidad de hospitalización del hospital, ubicado en Torremolinos.

Ayer, un ciudadano que ha sido acompañante en varias ocasiones de un familiar en este centro sanitario, se puso en contacto con este periódico para denunciar el ruido que estaban padeciendo las personas ingresadas. «Me parece una falta de sensibilidad, si hay que hacer acometidas de trabajo lo justo es trasladar a los pacientes», señalaba Fernando Bueno, que el fin de semana se trasladó hasta el pabellón IV del hospital para comprobar con sus propios ojos este problema.

Fuentes del centro sanitario confirmaron a este periódico que el mismo lunes se procedió a trasladar a los pacientes a raíz de las quejas presentadas por familiares y algunos de los usuarios, en concreto a cuatro, a los que pidieron disculpas por las molestias ocasionadas por los ruidos. Así, señalaron que estos son de unidades como Medicina Interna o Rehabilitación, por lo que son de larga estancia.

«La responsable de enfermería del hospital se personó ayer –por el lunes– para explicarles el proceso de las obras y para decirles que además de moverlos de habitaciones se iba a prolongar el cableado para alejar este aparato y hacer el mínimo ruido posible», señalaron las fuentes, que recordaron que las obras, cuyo coste asciende a 379.000 euros, supondrán una mejora para el centro sanitario. Estas serán de conservación y mantenimiento de cubiertas y estructuras y tienen un plazo estimado de ejecución de seis meses, aunque el centro mantendrá su actividad habitual en las áreas de hospitalización, rehabilitación, consultas externas y salud mental.

Estos días se están llevando a cabo las primeras actuaciones preliminares a los trabajos de reparación y mantenimiento de cubiertas y estructuras, para delimitar los perímetros de obras y garantizar la seguridad de acceso, circulación y tránsito de personas, que afectarán fundamentalmente a los pabellones II, III y IV, además del pabellón de consultas externas o pabellón sur (aunque este último sólo a la fachada), por lo que los trabajos de reparación no impedirán que se mantenga la actividad.

Estas actuaciones se enmarcan en el plan de mejoras acometidas en los últimos tres años en el Hospital Marítimo de Torremolinos, como la reparación integral de la cubierta del Pabellón II, así como a la reorganización funcional y arquitectónica del mismo. El objetivo de estas actuaciones ha sido la mejora de las condiciones de habitabilidad, seguridad y confort de la Unidad de Salud Mental. Además, en este tiempo, se han arreglado cubiertas y hecho arreglos por un valor de 350.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp