19 de octubre de 2017
19.10.2017
Tribunales

Tres años y nueve meses de prisión para la directora de Parque Animal

La Audiencia de Málaga confirma la condena a la que ejerciera como responsable de la entidad de Torremolinos por delitos de maltrato, falsedad e intrusismo, tras realizar sacrificios masivos

19.10.2017 | 15:11
Carmen Marín y Felipe Barco, durante el juicio celebrado en noviembre del año pasado.

La Audiencia de Málaga ha confirmado la condena dictada por el Juzgado de lo Penal número 14 de Málaga contra la que era presidenta de Parque Animal de Torremolinos, Carmen Marín, a la que impuso tres años y nueve meses de prisión y multa de 19.800 euros por los delitos de maltrato animal, falsedad e intrusismo profesional, por el sacrificio "masivo" de perros y gatos.

La sentencia de la Audiencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, acepta los hechos declarados probados por el juzgado, que consideró que la acusada era quien "impartía las instrucciones y ejecutaba materialmente los hechos" con la colaboración de un trabajador, que también fue condenado por maltrato e intrusismo profesional a un año de cárcel y multa; realizando los sacrificios desde principios de 2008 y al menos hasta octubre de 2010.

Así, el Tribunal de apelación sólo estima parte de los recursos presentados por las defensas, en cuanto que considera un sólo delito de intrusismo, en lugar del carácter continuado; aunque mantiene la misma pena de multa impuesta en este caso, en atención "a la gravedad del ilícito cometido"; y rechaza los demás argumentos expuestos, confirmando el resto de la sentencia dictada por el magistrado.

En este sentido, la Sala apunta que los condenados, "ejerciendo actos propios de una profesión sin poseer el correspondiente título académico, aumentaron de una manera deliberada y consciente el sufrimiento de los animales a los que sacrificaban, defraudando la confianza de las personas que entregaron animales a la asociación en la esperanza de que les encontrarían un hogar".

El Tribunal se remite a la resolución dictada por el juzgado, en el sentido de considerar que la entonces presidenta de la asociación, Carmen M., «con la cooperación» del otro, «causó intencionadamente la muerte de un número indeterminado de animales domésticos, por el procedimiento de aplicar de propia mano» un producto por vía intramuscular «a una menor dosis de la eutanásica, prolongando de esta forma la agonía de los animales».

Desde la protectora El Refugio, como acusación popular, piden la ejecución de la condena y el ingreso en prisión de la condenada. Su presidente, Ignacio Paunero, considera que se trata de «un día histórico para la protección animal en España», tras ratificar la Sección Segunda de la Audiencia malagueña la sentencia. «Vamos a poder ver, por vez primera, entre rejas a una maltratadora a la que habíamos denunciado hace cinco años», indicó en un comunicado.

«Desde El Refugio, nos sentimos felices y orgullosos de comprobar que nuestra justicia condena severamente el maltrato animal», concluyó el presidente de esta organización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine