24 de octubre de 2017
24.10.2017
Hacienda

Torremolinos amplía hasta abril de 2018 el pago del recibo del IBI de este año

Los vecinos que hayan solicitado una subvención municipal tienen seis meses más para abonar el importe del recibo de este año sin sufrir recargo o penalización alguna

27.10.2017 | 05:00
El edil de Torremolinos y diputado provincial artífice del acuerdo, Ramón del Cid.

El Ayuntamiento de Torremolinos informa de que el Patronato de Recaudación Provincial ha ampliado hasta abril de 2018 el plazo para pagar el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) del presente año para aquellos contribuyentes que solicitaron una subvención municipal.

De esta manera, los vecinos que solicitaron en su día dicha subvención tendrán seis meses más para pagar el recibo en las oficinas del Patronato de Recaudación Provincial, que gestiona el cobro de dicho impuesto, sin ningún tipo de recargo o sanción.

La concejala de Hacienda, Maribel Tocón, ha explicado que ya que no ha sido posible el fraccionamiento del pago se ha optado por esta alternativa que permite que los vecinos tengan más tiempo para ahorrar y hacer frente al pago de este impuesto.

En este sentido, la concejala Maribel Tocón ha destacado la mediación del concejal Ramón del Cid, como diputado provincial, para alcanzar este acuerdo con el Patronato de Recaudación.

Y es que muchos vecinos de Torremolinos se han encontrado con que se les ha denegado la subvención municipal para hacer frente al pago del IBI tras el verano y en cuestión de días tenían que hacer frente a ello.

Por ello, el PP solicitó hace unos días que se hicieran las gesiones oportunas con el Patronato de Recaudación Provincial para que los vecinos tuvieran más tiempo para reunir el dinero necesario, después de que hayan experimentado una fuerte subida del importe del recibo, tras declararse alegales las subvenciones que hasta ahora destinaban los ayuntamientos a este fin.

El problema es que ahora Hacienda considera estas ayudas municipales como ingresos y obliga a los beneficiarios a tributar por ella, lo que ha incrementado la presión fiscal sobre los vecinos.

En este sentido, el Ayuntamiento aprobó el pasado 20 de octubre en sesión plenaria una reducción de casi el 25% en el recibo del IBI de 2018.

Además establece una bonificación del 2% para aquellos que domicilien el pago (ya sea a través de fraccionamiento o los planes personalizados de pago que ofrece el Patronato de Recaudación).

Según la edil Maribel Tocón, la rebaja supondrá que en 2018 un recibo de 1000 euros pasará a situarse en 765 euros y uno de 300 bajará hasta los 230. Además de esta drástica bajada, el Ayuntamiento ha informado que continuarán y se mejorarán las actuales subvenciones del IBI de cara al año que viene para que lleguen a más familias.

De esta manera, el tipo impositivo pasará del 0,98 a un 0,75, situándolo así en niveles de 2003, lo que supondrá una bajada automática que beneficiará al total de los contribuyentes.

También se aumentará las bonificaciones para empresas constructoras que lo soliciten antes de comenzar la obra, aumentado la deducción del 50 al 60%; y en el caso de las viviendas VPO, que actualmente tienen una reducción del 50% en el recibo los tres primeros años, ahora lo mantendrán dos años más. Por último se creará una nueva bonificación del 50% para aquellas vivienda que instalen energía solar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine