14 de febrero de 2018
14.02.2018
Asuntos Sociales

Fuengirola pone en marcha la red de viviendas compartidas para mayores sin recursos

El Ayuntamiento ultima el reglamento que establecerá los criterios para la admisión de beneficiarios

14.02.2018 | 13:28
La alcaldesa, Ana Mula, y el edil de Servicios Sociales, Francisco José Martín, visitan uno de los dormitorios de la primera vivienda compartida.

El Ayuntamiento de Fuengirola va a poner en marcha los próximos meses un primer piso para mayores sin recursos. El Consistorio ultima estos días la ordenanza que recogerá los criterios para la admisión de los mayores y unas mínimas normas de convivencia.

La alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula, ha visitado el inmueble, que cuenta con espacio para dos personas, con habitaciones individuales y zonas comunes, como cocina, baño y salón.

De esta manera, el Consistorio pondrá en marcha un sistema de viviendas compartidas para cubrir la necesidad de alojamiento alternativo. El objetivo es poner en marcha una red de viviendas compartidas principalmente para vecinos de Fuengirola mayores de 65 años o personas con discapacidad que tengan un grado aceptable de autonomía, aunque contarán con la tutela de los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

Entre otros criterios, se tendrán en cuenta que sean jubilados o prejubilados; discapacitados de 50 a o más años que tengan un cierto grado de autonomía que lleven más de tres años empadronados en el momento de presentar la solicitud, que no padezcan enfermedades contagiosas y puedan tomarse la medicación por sí mismos.

Cada usuario tendrá una habitación individual aunque podrán compartirla en el caso de las parejas. Sin embargo, el salón, los baños o la cocina se considerarán zonas comunes por lo que deberán compartir estos espacios. Por otra parte, el Servicio de Ayuda a Domicilio se encargará de las labores generales de limpieza.

Las viviendas están pensadas para personas que tienen dificultades para pagar un alquiler. Los interesados pueden presentar su solicitud cuando se abra el plazo en la Concejalía de Servicios Sociales.

Los usuarios no deben tener familiares que puedan hacerse cargo de ellos y deben aportar hasta un 25% de su pensión, hasta un máximo de 150 euros. La ordenanza está en trámite de presentación de alegaciones y de publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, lo que marcaría su entrada en vigor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp