21 de enero de 2019
21.01.2019
La Opinión de Málaga
Urbanismo

Fuengirola inicia la reforma de las calles Valladolid, Formentera y Mahón

Los trabajos comenzarán hoy lunes y permitirán reformar la principal arteria de la barriada del Boquetillo y culminar la remodelación del barrio del Guadebro tanto subterránea como en superficie

21.01.2019 | 05:00
Imagen actual de la calle Valladolid.

El Ayuntamiento de Fuengirola inicia hoy los trabajos de remodelación de las calles Valladolid, Formentera y Mahón, cuya inversión conjunta asciende aproximadamente a un millón de euros, según explicó el concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Fuengirola, José Sánchez.

El concejal detalló que la calleValladolid es un vial fundamental, porque el barrio del Boquetillo «ha sido de actuación preferente esta legislatura con actuaciones como las de la calle Miguel Bueno, que se ha remodelado en su integridad, o los trabajos para sustituir todas las luminarias del entorno por tecnología LED, con un resultado fantástico y ahora empezamos a actuar en una calle que es fundamental puesto que vertebra el barrio del Boquetillo».

Sánchez detalló que las obras incluyen la pavimentación de la calzada y el acerado, dotándolo de un ancho mínimo de 1,50 m que permitirá eliminar las barreras arquitectónicas (se crearán 12 rampas a cota cero).

Se instalarán 21 nuevas luminarias tipo LED con sistema de telegestión, y se dispondrán alcorques con acabado de grava drenante, en los que se plantarán 36 árboles (20 nuevos y 16 existentes).

La actuación contempla además la reordenación de 78 plazas de aparcamientos en batería y en línea a lo largo de la calle, uno de ellos adaptado para personas con discapacidad. También se destinará una zona para estacionamiento de motos, además de la instalación de 6 papeleras y 13 bancos.

Formentera y Mahón

El concejal de Infraestructuras explicó que las calles Fomentera y Mahón «están ubicadas en el barrio de Guadebro, que ha sido totalmente remodelado esta legislatura puesto que la calle Inca se remodeló hace un par de años, la plaza Baleares terminamos su remodelación justo antes de las Navidades y ahora, con la remodelación integral de las calles Formentera y Mahón, terminamos el círculo de esta barriada».

La remodelación de estas calles supondrá una inversión de 444.000 euros y un plazo de ejecución de 45 días, según Sánchez, quien explicó que tanto en la calle Formentera como en Mahón se va a acometer una nueva red de pluviales, fecales, abastecimiento de agua potable, alumbrado, telefonía y gas natural, electricidad, señalización viaria y mobiliario urbano.

El edil destacó que se dejarán las aceras con un mínimo de metro y medio de anchura para que las personas con movilidad reducida puedan circular con total autonomía y normalidad; la iluminación será también tipo LED con telegestión, lo que permite controlar la intensidad lumínica según el momento y contribuye a la mejora de la eficiencia energética y a la mejora del medio ambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook