01 de abril de 2019
01.04.2019
Sucesos

Detenido un exconcejal de Estepona buscado por la justicia tras un incidente de alcoholemia

La Policía Local de Málaga lo sorprendió dormido al volante con el motor en marcha tras derribar una valla en Hoyo de Esparteros. El exedil, que se identificó con otro nombre, ha ingresado en prisión

01.04.2019 | 15:35
Reina, en una imagen de archivo.

El exconcejal de Economía en el Ayuntamiento de Estepona Manuel Reina ha sido detenido este fin de semana por la Policía Local de Málaga tras un incidente de tráfico en el que dio positivo por alcoholemia. A pesar de no llevar documentación e identificarse con otro nombre, los agentes lograron identificarlo y lo arrestaron al comprobar que sobre él pesaban dos órdenes judiciales de detención e ingreso en prisión de la Audiencia Provincial de Málaga. Fuentes judiciales han señalado a La Opinión de Málaga que Reina, que había sido declarado en rebeldía, ha ingresado en prisión por orden el juzgado que le tomó declaración el pasado domingo en la capital, aunque por el momento no han podido precisar los delitos por los que la Audiencia Provincial le reclamaba. El exedil por el Partido de Estepona (PES) ya estuvo en la cárcel de forma provisional hace ahora casi diez años al estallar el caso Astapa tras imputarle la jueza que instruyó el caso los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, blanqueo y fraude.

Según fuentes cercanas al caso, Reina se delató sobre la 1.30 horas de la madrugada del pasado domingo en la calle Hoyo de Esparteros, donde al parecer arrolló una valla al intentar salir de uno de los aparcamientos habilitados en la zona. Tras el aviso de un vigilante, la Policía Local se presentó en el lugar y comprobó que el conductor implicado en el incidente se encontraba dormido al volante, con el motor y las luces encendidas. Tras demostrar claros síntomas de haber bebido, los agentes le comunicaron que sus compañeros del Grupo Investigación Accidentes y Atestados (GIAA ) le iban a hacer la prueba de alcoholemia y él accedió. Sin embargo, a la hora de identificarse se mostró menos colaborador. Según las fuentes, el coche no era suyo y dijo no llevar documentación encima y aportó un nombre y apellidos como vecino de Madrid. Tras las dos pruebas de alcoholemia, que arrojaron 0,83 y 0,80 miligramos por litro de aire espirado, respectivamente, la Policía Local decidió trasladarlo a la Comisaría Provincial de Málaga, donde la Policía Científica lo identificó plenamente por las huellas. Fue entonces cuando se comprobó que tenía pendientes dos reclamaciones de detención e ingreso en prisión de la Audiencia Provincial. Además de atribuirle un presunto delito contra la seguridad vial por conducir bajos los efectos del alcohol, la Policía Local puso el domingo al detenido a disposición del Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga, cuyo titular ordenó su ingreso en prisión por las reclamaciones que tenía pendientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook