20 de julio de 2019
20.07.2019
Política

División en el seno del PSOE por los posibles pactos en la Mancomunidad Occidental

Los alcaldes de Ojén y Benahavís, José Antonio Gómez (PSOE) y José Antonio Mena (PP), podrían liderar el organismo supramunicipal en función del acuerdo que eleven los 15 vocales socialistas

20.07.2019 | 05:00
José Antonio Mena y el alcalde esteponero, José María García Urbano.

El próximo lunes 22 expiraría el plazo que se han dado los socialistas en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental para determinar si suscriben un acuerdo con tres de los grupos minoritarios en el nuevo plenario supramunicipal (Izquierda Unida, Por Mi Pueblo y Compromiso Manilva), o bien revalidan el pacto de 2015 que volvería a darle el PP, como primera fuerza política con 18 de los 39 vocales, la presidencia que en los últimos cuatro años ha ocupado la edil torremolinense y nueva diputada provincial, Margarita del Cid.

No obstante, la dirección nacional del PSOE ha frenado esta última opción durante estos últimos días, de manera que se ha complicado sobremanera la opción inicial que situaba al alcalde de Benahavís, José Antonio Mena, como nuevo presidente de la Mancomunidad con sede en Marbella. El regidor de la localidad con una mayor renta por habitante de la provincia acaba de revalidar su mayoría absoluta, con más de 53% de los votos emitidos.

Su liderazgo estaría avalado por la dirección provincial del PP, así como por homólogos de su formación de la talla del regidor esteponero, José María García Urbano. Al parecer, en esas negociaciones de cara a un acuerdo con el PSOE no se descartarían, como ya ocurriese hace cuatro años, que entraran en el gobierno otras fuerzas minoritarias, pese a que los dos grandes partidos sumarían 33 de los 39 vocales del pleno que se constituye el próximo viernes, 26 de julio.

En las negociaciones abiertas y a la espera de las nuevas reuniones programadas para este lunes, tal y como ya avanzó este periódico, el acuerdo más viable hasta ahora situaría como nuevo presidente al alcalde de Ojén, el socialista José Antonio Gómez. Pero la división en el seno de su partido es manifiesta, acerca del futuro gobierno en esta mancomunidad del litoral.

Gómez contaría con el beneplácito de algunos de los regidores socialistas de mayor peso en la dirección provincial. Pero en su mismo territorio tiene a líderes de su partido que insisten en la necesidad de encontrar un consenso que en el plenario reúna a la mayor parte de vocales.

Consideran estos últimos que es necesario hallar vías de diálogo que sirvan de ejemplo para el desbloqueo de las instituciones. Y sitúan como ejemplo de buen gobierno los pactos de consenso que en 2015 se suscribieron tanto en la Mancomunidad Occidental como para la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol-Axarquía.

Para otros dirigentes socialistas, es necesaria la participación de las formaciones más próximas ideológicamente, en referencia a IU o a Compromiso Manilva. Pero también tendría que entrar en el pacto de manera necesaria, porque sin su participación no se lograrían los 20 vocales que requiere la mayoría, el único representante de Por Mi Pueblo, el también edil de Ojén Juan Merino. Este último irrumpió en el plenario de su ayuntamiento, tras los últimos comicios, con hasta tres concejales.

En la Mancomunidad, IU ocupa tres de los escaños y el grupo independiente manilveño, al igual que Por Mi Pueblo, uno. De cerrarse tal pacto, el PP sería la principal fuerza de la oposición, con 18 vocales, y cerraría el arco plenario el único representante de Cs.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook