17 de noviembre de 2019
17.11.2019
Tribunales

Juzgan a la exnovia del joven de Fuengirola asesinado en Argentina

Piden para la acusada de supuestamente llevarse a la hija de ambos a dicho país cuatro años de prisión por sustracción de menores

17.11.2019 | 05:00
Llegada al cementerio de Fuengirola del coche fúnebre con el cuerpo de Domingo Expósito Moreno.

El Juzgado de lo Penal 4 de Málaga tiene previsto juzgar este próximo jueves día 21 de noviembre a la expareja del joven fuengiroleño Domingo Expósito -asesinado en 2014 en Argentina-, acusada de supuestamente llevarse a la hija de ambos a dicho país sin permiso. El fiscal y la acusación particular, en representación de la madre del fallecido, solicitan cuatro años de prisión por un delito de sustracción de menores.

La acusada, que reside en Argentina, no estará físicamente en el juicio, según informaron fuentes judiciales, pero sí declarará y seguirá la vista oral a través de un sistema parecido a la videconferencia. Se usará este método, tras el consentimiento de todas las partes, por la diferencia horaria entre España y dicho país y porque la mujer tiene algún tipo de medida cautelar.

El hombre fue asesinado en junio de 2014, justo días antes de que viajara de regreso de Argentina a España con su hija de seis años entonces, de la que había conseguido la custodia. La ahora acusada fue condenada en dicho país en relación a este crimen y luego fue absuelta, aunque hay pendiente de resolver un recurso sobre ese procedimiento.

Los hechos que ahora se juzgan sucedieron en 2010, cuando, según el escrito inicial de la acusación particular, tras romperse la relación de la pareja, la procesada se llevó a Argentina -su país de origen- a la niña, que había nacido en mayo de 2008 en España y residía en Fuengirola, y supuestamente lo hizo «sin previo aviso, sin conocimiento del padre y sin su autorización ni consentimiento».

Este letrado señala que el objetivo de llevársela era «impedir cualquier contacto» de la niña con su padre y con la familia de este, «perjudicando gravemente tanto los intereses de la menor como los de su familia paterna». Además, precisa que la procesada «no comunicó en ningún momento el lugar concreto donde la niña pudiera encontrarse a partir de entonces».

El escrito de esta acusación, al que tuvo acceso Europa Press, apunta a que en marzo de 2011 un juzgado de Fuengirola le dio la custodia al padre, quien siguió el procedimiento legal de restitución de la menor en Argentina; pero, supuestamente, la acusada «se vino negando de todo punto a lo resuelto tanto por el juzgado español como por el de Familia de Comodoro Rivadavia en orden al reintegro de la menor» al padre.

Para la representación de la familia, se trata de un delito de sustracción internacional de menores y retención incumpliendo gravemente el deber establecido por una resolución judicial, por el que solicita cuatro años de cárcel.

Por su parte, la Fiscalía señala en sus conclusiones iniciales, a las que tuvo acceso Europa Press, que tras la ruptura ambos progenitores «acordaron verbalmente un régimen de guarda, custodia y visitas respecto a la menor», parecido a una custodia compartida, pero que la acusada, «actuando en todo momento sin el conocimiento del padre, se marchó con la niña a su país de origen».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook