01 de abril de 2020
01.04.2020
La Opinión de Málaga
Operación Carteia

Los narcos del Estrecho se adaptan al coronavirus

La Guardia Civil detiene en dos semanas a 58 personas en Málaga, Huelva, Sevilla, Cádiz, Algeciras y Almería e intercepta 5.626 kilos de hachís

01.04.2020 | 11:51
Los narcos del Estrecho se adaptan al coronavirus

Casi 60 personas han sido detenidas en las últimas dos semanas en diferentes puntos de Andalucía en 28 actuaciones que la Guardia Civil ha desarrollado dentro de la operación Carteia, nombre del dispositivo que lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar y su zona de influencia. Según el instituto armado, el inicio del estado de alarma decretado por la pandemia del coronavirus influye de forma negativa en la capacidad de movimiento de estas organizaciones criminales, aunque no ha supuesto un cese de la actividad entre las costas andaluzas y de Marruecos. La presión sobre los narcos en en Estrecho está suponiendo un gran desgaste por las constantes pérdidas económicas que están sufriendo, aunque los investigadores advierten: "Los narcotraficantes aprovechan cualquier circunstancia, como es el caso de la situación actual que atraviesa España con la COVID-19. Tras el impacto inicial provocado por la nueva situación, las organizaciones criminales intentan adaptarse a las nuevas necesidades y vulnerabilidades de la sociedad buscando un beneficio ilícito". Las actuaciones llevadas a cabo en Málaga, Huelva, Sevilla, Cádiz, Algeciras y Almería han permitido interceptar 5.626 kilos de hachís.

En Málaga, el pasado 16 de marzo, los agentes localizaron un fardo de hachís e intervinieron una narcolancha dotada de tres motores fueraborda tras detectar un alijo en el Puerto de la Duquesa, en Manilva. Ocho días más tarde, los agentes del Centro Operativo de Servicios (COS) avistaron una embarcación semirrígida que se dirigía a la costa en el límite de las provincias de Cádiz y Málaga. Cuando los guardias civiles llegaron a la zona de Sabinillas (Manilva), se hicieron en un primer momento tres fardos de hachís que sumaron un peso de 105 kilos. Posteriormente, la embarcación rápida se desplazó a la zona de San Roque (Campo de Gibraltar), donde nuevamente intentó descargar droga. Esta acción fue frustrada por los agentes logrando intervenir otro fardo de hachís de 30 kilos y un vehículo robado. Este pasado lunes, los agentes de la Comandancia de Málaga con apoyo de OCON–SUR, siguieron la trayectoria de una narcolancha procedente de Marruecos que se dirigía hacía la playa de Isdabe, en Estepona. El dispositivo localizó la embarcación abandonada en la playa con 37 petacas de gasolina llenas. Los dos tripulantes de la misma fueron interceptados.

El día 30, frente a las costas de Huelva, un dispositivo en los alrededores de Isla Cristina culminó con la interceptación de una embarcación de alta velocidad y la detención de sus dos ocupantes. Con la ayuda de la Policía Local de Isla Cristina, se logró detener a 12 personas más que se encontraban escondidas con 114 garrafas de combustible preparadas para abastecer de combustible a la narcolancha.

Durante estas últimas dos semanas, como es habitual, es en la zona del Campo de Gibraltar donde se ha registrado una mayor actividad de las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico. La primera actuación de la Guardia Civil se produjo el día 18 ante la inminente descarga de droga de una narcolancha en la zona de Toneleros (La Línea de la Concepción). El operativo concluyó con la detención de 6 personas, la aprehensión de 8 fardos de hachís (240 kilos) y la incautación de una narcolancha de 14 metros. El día 23, en la zona de el Faro de Punta Carnero (Algeciras), una patrulla que se encontraba llevando a cabo vigilancia de costas, entre otros cometidos, procede a la localización de un vehículo todoterreno sustraído en cuyo interior se encontraban 8 fardos de hachís (259 kilos). El tercer servicio relevante se hizo el día 26 durante una descarga de droga en la misma zona de Punta Carnero, donde se logró interceptar un todoterreno sustraído con 22 fardos de hachís (660 kilos). El día 30, la Guardia Civil de Algeciras intervino dos vehículos que transportaban 690 kilos de droga, aunque los autores del alijo lograron huir en la embarcación. El día 20, en la zona de la Jara (Sanlúcar de Barrameda), se detuvo a dos personas y se interceptaron 1.050 kilos de hachís y un camión que contenía tres motores fueraborda de 350 CV. El día 27, una patrulla de Chiclana de la Frontera identificó a un conductor de un camión que se encontraba circulando por la localidad de Conil y detectaron que el camión desprendía un fuerte olor a gasolina por lo que se procede a su inspección. Había 97 garrafas de gasolina de 25 litros cada una que son intervenidas. Se sospecha que este combustible iba a ser utilizado para el repostaje de embarcaciones dedicadas al narcotráfico.

El día 16, agentes de la Comandancia de Almería detuvo a 3 personas y localizó 77 fardos de hachís (2.310 kilos) durante un alijo en la playa Conda (Adra) en el que también interceptaron una furgoneta con 125 garrafas de gasolina. Ese mismo día, en la playa de Guardias Viejas (El Ejido), se localizó un semirremolque de grandes dimensiones que se encontraba atascado en la orilla. Se sospecha que dicho semirremolque había sido utilizado para transportar y botar una embarcación de alta velocidad al agua.

En la provincia de Sevilla, durante este periodo, también se han incautado dos embarcaciones semirrígidas de alta velocidad dedicadas al narcotráfico. La primera estaba varada junto al río, en la zona de Aznalcázar. La segunda se intervino en una nave de Lebrija mientras estaba siendo reparada. Como consecuencia de esta actuación se detuvo a una persona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook