26 de julio de 2020
26.07.2020
La Opinión de Málaga
Justicia

El TSJA pide sedes dignas de Justicia para cinco municipios de la Costa del Sol

El Alto Tribunal andaluz asegura que se necesitan nuevas infraestructuras «con urgencia» en Estepona, Fuengirola, Torremolinos y Marbella, además de insistir en que Torrox debe reformar su sede o buscar un nuevo inmueble

26.07.2020 | 05:00
Imagen de los una de las sedes judiciales de Marbella.

El TSJA pide sedes únicas y dignas para cinco pueblos costeros

  • Las sucesivas memorias de los presidentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) llevan desde hace muchos años pidiendo la creación de sedes judiciales dignas en los diferentes partidos de la provincia, edificios únicos en los que estén todos los juzgados y el ciudadano y los profesionales no tengan que recorrer las distancias existentes entre unas dependencias y otras para hacer trámites. Se piden, en la memoria relativa a 2020, la búsqueda de cinco sedes para Marbella, Torremolinos, Fuengirola, Estepona y Torrox. En el caso del último de estos partidos judiciales, los problemas de accesibilidad han sido continuos y la ausencia de calabozos ha complicado mucho la vida a los funcionarios y los profesionales que ejercen en la zona. En el caso de Torremolinos, Estepona, Marbella o Fuengirola los problemas fundamentales son la dispersión de las sedes judiciales en los distintos términos municipales, aunque algunas de estas sedes están aquejadas, periódicamente, de otro tipo de males.

El expresidente de la Audiencia Provincial de Málaga Francisco Arroyo Fiestas, ahora en el Supremo, contaba siempre con su sorna habitual que muchos diplomáticos se sorprendían, tras consultar con los ciudadanos de sus respectivos países que, por cualquier circunstancia, habían tenido problemas judiciales en la Costa del Sol, de la situación en la que se encontraban las sedes jurisdiccionales de ciudades como Marbella o Torremolinos. Así, eran habituales las quejas diplomáticas y el hecho de que un detenido inglés, por ejemplo, que entraba esposado en el juzgado de Fuengirola, «entrara en fase de inseguridad» al observar detalladamente ese edificio, ya que no sólo en la mente del afectado se ponía en cuestión las fallas o presencia, mala o buena, del edificio, sino la concepción misma del sistema judicial español. Esa anécdota la relató Arroyo Fiestas en 2011, en su tradicional rueda de prensa anual para presentar la memoria de la Audiencia. Nueve años después, en julio de 2020, la memoria del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), echa pública hace tan sólo dos semanas, pide, otra vez, sedes dignas, y usa esa palabra, dignas, para Torremolinos, Fuengirola, Marbella y Estepona y una reforma integral del edificio de Torrox, es decir, reclama nuevos palacios de justicia prácticamente para todos los partidos judiciales del litoral malagueño. Y es la enésima ocasión.

Cierto es que la deuda con el partido judicial de Málaga capital quedó saldado con la inauguración de la flamante Ciudad de la Justicia, una de las joyas de la corona de Pepe Seguí, reconocido arquitecto especialista en obra pública, entre otras facetas. Allí se agruparon todos los juzgados de la capital y los de competencia provincial (los de lo Social o los Mercantiles o Vigilancia Penitenciaria). Y que también se hicieron importantes esfuerzos presupuestarios por la Junta de Andalucía para dotar a Coín, Ronda o Vélez Málaga de remozados palacios, pero el cinturón marítimo de la Costa del Sol, el que más ven los extranjeros que, por una causa o por otra, acaban ante un juez, ese que también es imagen turística, sigue en la misma situación (con parches periódicos).

En la memoria del TSJA relativa al año 2020, presentada hace apenas dos semanas (siempre se presentan a año vencido), el Alto Tribunal andaluz emplea un tono crítico. «Los partidos judiciales de la Costa del Sol sufren dispersión y llamativas carencias prácticamente en todas las sedes judiciales. Estepona, Fuengirola, Marbella y Torremolinos necesitarían con urgencia nuevas infraestructuras para desarrollar la labor judicial en condiciones dignas. Y transcurren los años sin decisiones ni actuaciones, algo sorprendente en una zona que sirve de espejo a muchos europeos que nos visitan y necesitan acudir a sedes judiciales». No lo dice Arroyo Fiestas, quien ya en 2011 pedía una gran sede judicial en Marbella, sino el TSJA en un texto de hace dos semanas. La historia se repite en los juzgados de la Costa.

Por partidos, en Estepona se cuenta con tres sedes distintas, «con bastante separación, lo que genera importantes dificultades. En general, podemos reiterar que sus instalaciones son inadecuadas. La sede ubicada en calle Delfín presenta carencias muy difíciles de asumir, puesto que está en la primera planta de un edificio de viviendas, inapropiado para una sede judicial y conlleva innumerables deficiencias de acceso y seguridad». Asimismo, en esa sede, continúa el TSJA, se ubica el juzgado con competencia en violencia sobre la mujer, que «carece de las condiciones adecuadas para espera de las víctimas. Necesitamos, pues, decisiones políticas urgentes sobre cesión de suelo y construcción de la nueva sede judicial unificada en Estepona, al parecer en la zona de Las Mesas».

En parecida situación se encuentra Fuengirola, «también con varias sedes judiciales dispersas una claramente inadecuada, propiedad de la Consejería, y las otras dos en bajos alquilados de edificios de viviendas, presentando serias deficiencias. Es muy conveniente concentrar los juzgados de Instrucción con el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, sito en una ubicación muy alejada, y aprovechar esta última sede, en mayor medida, para los juzgados de Primera Instancia. Por el momento, sólo se habla de un proyecto de traslado a una única ubicación provisional en un edificio en régimen de arrendamiento, pero sin mayores datos ni precisión, a la espera de retomar el proyecto de 2010 y construir una nueva sede única en El Pinillo».

Marbella

En Marbella, «las instalaciones son igualmente inadecuadas, singularmente las sedes de los órganos de los juzgados de Instrucción y de Primera Instancia. Es urgente unificar las tres sedes del partido judicial de Marbella, dispersión que se prolonga de forma incomprensible a lo largo de los años y da lugar a distorsiones que es innecesario enumerar ahora. Especialmente urgente es solucionar los graves problemas que presenta el edificio de alquiler donde se sitúan la mayor parte de los juzgados de Primera Instancia». Así, enumera el TSJA, el sistema de refrigeración del edificio es deficiente y existen problemas de olores insalubres y fecales, de mayor o menor intensidad según la planta y las dependencias. «Es frecuente la necesidad de controlar plagas de cucarachas e insectos. Aparte de ello, el espacio es demasiado reducido para las personas que trabajan y acceden a las dependencias». Ya se descartó el solar junto al Hospital Costa del Sol para hacer un palacio de Justicia nueva, el TSJA está a la espera de «las urgentes decisiones políticas sobre la sede judicial unificada de Marbella, y concretar si se instalará en la Torrecilla, pendiente de estudios de viabilidad y accesibilidad».

Torremolinos y Torrox

En Torremolinos, «es lamentable la situación del edificio donde se ubican los juzgados Primera Instancia de 1 a 4. Tenemos noticias de una posible nueva sede en un inmueble de la calle María Barrabino, que es necesario terminar y adecuar. El Ayuntamiento propuso a la anterior Consejería de Justicia destinar a sede judicial un edificio de reciente construcción, cuyo uso original era museo, opción que parece descartada. Al igual que en el resto de partidos judiciales de la Costa del Sol, estamos a la espera de urgentes decisiones políticas sobre la sede unificada en Torremolinos». En Torrox, hace falta una reforma integral del edificio, con problemas de humedades, falta de climatización, amén de otras carencias e inexistencia de calabozos. El TSJA ve necesario buscar otra sede distinta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook