14 de noviembre de 2020
14.11.2020
La Opinión de Málaga

Liberan la AP-7 de las obras de la ampliación del acceso al Arroyo de la Miel

Los trabajos se encuentran al 80% de su ejecución y permitirán que en 2021 desaparezcan las habituales colas en la salida del kilómetro 222 de la autovía del Mediterráneo a su paso por Benalmádena

14.11.2020 | 10:46
Vista de la zona de obras para ampliar los accesos al Arroyo de la Miel.

Las obras del enlace de Arroyo de la Miel en el kilómetro 222 de la AP-7 avanzan a muy buen ritmo y en la noche del jueves al viernes se eliminaron las restricciones al tráfico que afectaban a la Autovía del Mediterráneo en ese tramo, mejorando la seguridad vial y la fluidez del tráfico por el entorno de las obras.

Los trabajos de la ampliación de este enlace con el Arroyo se encuentran al 80% de ejecución, lo que ha permitido que se eliminen los desvíos y reducción de la capacidad de la autovía con motivo de estas obras, que estarán terminadas en el primer tramo de 2021 y que permitirán eliminar las habituales colas en la entrada y salida a Benalmádena desde la AP-7.

El proyecto consiste en cambiar el actual acceso mediante una glorieta deprimida y carriles de trenzado en el eje principal de la AP-7.


Las obras de mejora de los accesos a Benalmádena obligó, desde el pasado 30 de marzo, cortar provisionalmente el acceso a la autovía AP-7 en dirección hacia Málaga del punto kilométrico 222, situado junto a la gasolinera. El recorrido alternativo era por la avenida Voluntarios de Protección Civil, hasta llegar al ramal provisional que se habilitó hace algunos meses, previo cambio de sentido en la glorieta situada a la entrada del polígono industrial de Arroyo de la Miel.

La salida hacia Fuengirola desde el mismo punto kilométrico, así como la entrada a Arroyo de la Miel para los que circulan por la autovía AP-7 desde Málaga, permaneció sin cambios.

El proyecto abarca una longitud de unos 2,3 kilómetros, entre carriles de aceleración y deceleración, y carriles de trenzado, con un presupuesto de adjudicación de 10,1 millones de euros. A esta cantidad se suma el pago de expropiaciones y el coste de las asistencias técnicas para redactar el proyecto y vigilar la obra, con una inversión global de 11,2 millones de euros.

El proyecto tiene un periodo de ejecución de 51 meses aunque podrían acortarse en más de un año, según dijo el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el pasado 6 de julio, durante la presentación de las obras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook