Diez días ha tardado el crimen organizado en dejar la primera víctima mortal del año en la Costa del Sol. El suceso tuvo lugar anoche en el municipio de Benahavís, donde el cadáver de un hombre que presentaba varios impactos de bala fue encontrado en el interior de un vehículo, según han confirmado fuentes de la Guardia Civil. Otras fuentes han apuntado que la víctima ha sido inicialmente identificada como un varón de origen marroquí.

El incidente, adelantado por el diario Málaga Hoy, se conoció sobre las 20.45 horas, cuando el sistema Emergencias 112 Andalucía recibió la llamada de un particular que informó sobre unos disparos que se habían producido en la urbanización Capanes de Golf, una exclusiva zona residencial de Benahavís. Al lugar indicado se trasladaron varias dotaciones de la Policía Local y Guardia Civil, quienes localizaron dentro de un vehículo a un hombre que presentaba varios impactos de bala. Los agentes solicitaron la presencia de sanitarios, aunque estos sólo pudieron certificar la muerte del hombre. La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación.