Agentes de la Policía Nacional han detenido en Fuengirola, en el marco de la Operación Ignus, a un hombre de 48 años y nacionalidad española, por su presunta responsabilidad en el incendio intencionado de una nave,  perteneciente a la concesionaria del servicio de limpieza municipal,  para la que trabaja. Según las pesquisas, además de prender fuego arrojando al interior una bolsa de basura incendiada, también realizó unas pintadas en la fachada del inmueble  que reflejaban textualmente “Convenio justo”.

 El incendio tuvo lugar el pasado día siete de enero en una nave destinada a guardar parte de la flota de vehículos de la empresa concesionaria del servicio de limpieza del municipio. Al lugar acudieron agentes de la Policía Local que entregaron un informe indicando que podría haber sido  provocado.

Interior de la nave incendiada.

 A partir de ese momento,  se hicieron cargo de la investigación agentes de la Policía Nacional de la comisaría de Fuengirola, para determinar las circunstancias del incendio y detener, en su caso, al responsable o responsables del mismo. El hecho de que los trabajadores de la nave incendiada se encuentren en conflicto laboral con la empresa hizo que las pesquisas se centrasen en el entorno de los mismos.

 Fruto de las indagaciones practicadas se logró localizar a un testigo que fue determinante para identificar al presunto autor de los hechos -un trabajador de la empresa concesionaria de la limpieza municipal- hasta finalmente identificar y detener al presunto responsable del incendio. Todo apunta, según la investigación policial, a que actuó en solitario y teniendo una motivación reivindicativa dentro del conflicto existente entre empresa y trabajadores en la negociación del convenio colectivo.