La Policía Local de Fuengirola mantiene las tareas de prevención del Covid-19 y realiza más de 300 verificaciones de confinamientos domiciliarios a la semana, a pesar del descenso de los casos que viene registrando la localidad, según los datos aportados por la Junta de Andalucía.

Aunque en la última jornada, la tasa de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes es de 332 casos por 100.000 habitantes, las autoridades no bajan la guardia en sus tareas ordinarias, ni tampoco en las labores relacionadas con el control de la pandemia.

"La tarea de los agentes es fundamental para favorecer la buena convivencia de todos e informar de las múltiples novedades normativas que las administraciones públicas están desarrollando para combatir el Covid-19", ha explicado la alcaldesa.

Ana Mula ha añadido que en muchas ocasiones los agentes desempeñan y colaboran en tareas que van más allá de labores policiales, como intervenciones humanitarias o sanitarias.

Durante el último año, los agentes intervinieron en casi 1.200 servicios de auxilio humanitario, sobre todo en atender caídas de personas mayores en sus domicilios. Y, desde hace meses, un equipo específico se dedica a realizar el seguimiento de los confinamientos domiciliarios que, por ley, están obligados a seguir las personas que dan positivo.

Para ello, varias veces por semana se reciben los listados emitidos por el Distrito Sanitario Costa del Sol y la Delegación de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, a través del área de epidemiología.

En ese momento, los agentes intentan un primer contacto telefónico con el positivo para comprobar si realmente está cumpliendo con el aislamiento domiciliario.

Posteriormente, y en caso de que sea necesario, una patrulla realiza visitas domiciliarias en las que contrasta la veracidad de lo comunicado por teléfono.

Igualmente, el Distrito Sanitario remite al cuerpo local listados de personas que no consiguen localizar con sus medios. En estos casos, los agentes deben comprobar si están en el padrón y, en la mayoría de los casos, localizarlos personalmente. Dentro de esta categoría, los agentes realizan una media de 300 rastreos semanales.

Además, los agentes realizan tareas de inspección de establecimientos y de patrullaje en las calles para velar por el cumplimiento de las nuevas normas. En ese sentido, el cuerpo policial ha tramitado 8.439 boletines de denuncia desde marzo del pasado año y hasta este último fin de semana, por incumplimientos de algunas de las normas durante los diferentes periodos de la crisis sanitaria.