La Policía Nacional ha desmantelado en Fuengirola una organización de origen italo-albanés dedicada a la compra y provisión de importantes partidas de marihuana y hachís para transportarlas hasta Italia. El camión que iba a ser empleado para el traslado de las sustancias fue intervenido en la localidad de Alcalá la Real (Jaén) momentos antes de ser cargado con una importante partida de droga.

La actuación policial tiene su origen a finales del mes de enero, cuando agentes de la Udyco de la Comisaría Local de Fuengirola tuvieron conocimiento de la existencia de una organización dedicada al tráfico de estupefacientes. Las primeras averiguaciones permitieron identificar a los integrantes de esta red, que habrían alquilado varios inmuebles como residencias Mijas y Alhaurín de la Torre, sin bien el uso real de los mismos sería de guarderías de drogas. El grupo adquiría partidas de marihuana y hachís a través de cultivadores y proveedores locales para su posterior envío, distribución y venta en Italia, donde reportarían mayores beneficios para la organización.

El pasado 12 de febrero, los agentes localizaron una nave industrial en Alcalá la Real (Jaén) donde los miembros de la organización se hallaban inmersos en la preparación de una partida de droga. Los policías realizaron una entrada inmediata en el local e intervinieron un camión de transporte de ganado que iba a ser cargado con 239 kilogramos de marihuana. Esta droga estaba envasada al vacío y distribuida en bolsas de un kilogramo, mientras que otros 60´5 kilogramos de hachís se repartían en tabletas y bellotas, también envasadas al vacío.

El dispositivo policial logró frustrar la operación. Los agentes procedieron a la detención de ocho miembros de la organización y realizaron cuatro registros e incautaron, entre otros efectos, un camión, seis turismos de alta gama, 16 teléfonos móviles y 8.460 euros, además de la droga intervenida. La autoridad judicial competente decretó el ingreso en prisión de cinco de los encartados.