El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, y la teniente de alcalde, Elena Galán, presentaron ayer los presupuestos municipales del Ayuntamiento para 2021, que se llevarán a pleno para su aprobación en próximas fechas y que suponen un aumento del gasto público de un 7,6%.

Navas indicó que el presupuesto de gastos es de 103.554.012 euros, y el de ingresos suma lo mismo, «lo que quiere decir que hemos puesto hasta el último céntimo de los recursos municipales a disposición de la ciudadanía durante esta coyuntura tan difícil».

«El objetivo claro y directo de estos presupuestos es ayudar a la recuperación y a la reactivación de la economía de nuestra ciudad tras la crisis provocada por la pandemia», declaró, y destacó que ese aumento del 7,65% «supondrá siete millones de euros más respecto al ejercicio anterior teniendo en cuenta que hemos sufrido una caída en los ingresos de unos 11 millones de euros, que este año será de unos seis millones», dijo.

También aseguró que se hace «una apuesta por la mejora en la calidad de los servicios públicos: incrementaremos las partidas de Playas en un 47,76%, en recogida de residuos sólidos urbanos un 8% en limpieza viaria un 3,20%, o en Parques y Jardines el 43%».

También destacó la importancia del gasto social con un aumento del 29,78%. «Vamos a cambiar la filosofía y sistema de trabajo de los Servicios Sociales para ganar en eficiencia y agilidad: dispondrán de muchos más recursos, y se distribuirán a través de las ayudas económico-familiares», dijo.

Además, «este equipo de gobierno destinará 4.958.320 euros para ayudar a las familias en el pago del IBI, 1.572.971 euros para la tasa de basura, y 800.000 euros para autónomos y micropymes (la segunda convocatoria del plan R-Abre Benalmádena) y para ayudas para la planta hotelera», añadió el regidor.

Según Navas, los presupuestos también contemplan ayudas para asociaciones como ABAD, Afesol, AECC, AFAB, Asís o Cruz Roja, entre otras entidades sin ánimo de lucro. Asimismo, casi el 8% se destinará a ayudar a familias y personas, empresas, autónomos «y, en definitiva, a todo el tejido productivo de la ciudad», recalcó.

«Estos presupuestos atendrán en mayor medida las situaciones de emergencia social: el gasto corriente que destinaremos a esta partida será muy importante, 2.900.000 euros, que se dedicarán a asistencia a dependientes, acción social o al fomento del empleo», detalló Elena Galán.