El primer mercado gourmet permanente de productos de la marca promocional «Sabor a Málaga» de la Diputación se ubicará en Torremolinos. Este ha sido uno de los asuntos sobre los que ha tratado el encuentro que mantuvieron ayer martes el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, y el vicepresidente de la Diputación Provincial, Juan Carlos Maldonado, según informa el Consistorio a través de un comunicado.

José Ortiz se mostró muy satisfecho con la próxima inauguración del mercado de la que considera una «marca de éxito, Sabor a Málaga.

El mercado gourmet, cuya fecha de apertura se anunciará en los próximos días, ocupará las instalaciones del antiguo Ayuntamiento de Torremolinos. El inmueble, de propiedad municipal, fue objeto de un proyecto de rehabilitación, entre febrero de 2018 y febrero de 2019, que ha supuesto una inversión de 411.667 euros, de los cuales 300.000 fueron aportados por la Diputación de Málaga y 111.667 por el Ayuntamiento de Torremolinos.

El lugar es el idóneo. No en vano, el edificio fue en sus orígenes mercado municipal, posteriormente reconvertido en Casa Consistorial y en oficinas de la Unidad Municipal y Patronato Provincial de Recaudación, y ahora recuperará su función inicial para lo que fue readaptado.

Ortiz destacó que la ciudad se siente «plenamente integrada en el desarrollo y la promoción de la provincia» y calificó la colaboración entre ambas instituciones de «extraordinaria».

El regidor de Torremolinos añadió que este proyecto -el principal en el que trabajan ambas administraciones de manera conjunta- dotará a la ciudad de «más singularidad y atractivo» tanto para visitantes como para residentes.

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación, Juan Carlos Maldonado, valoró como «muy positiva» la apertura de este mercado, sobre todo ante la actual crisis económica derivada de la sanitaria, y manifestó su disposición a colaborar con el consistorio y los productores para que sus productos estén presentes.

Además, esta iniciativa ofrece la posibilidad de «redefinir Torremolinos como destino turístico de primer orden» y «como destino turístico gastronómico basado en la identidad, en el kilómetro cero», añadió Juan Carlos Maldonado.