Dos policías nacionales destinados en la Comisaría de Fuengirola resultaron anoche heridos leves tras sufrir un espectacular accidente en el que el radiopatrulla en el que circulaban terminó dando varias vueltas de campana. Según ha informado el sindicato Jupol a través de sus redes sociales, el siniestro se produjo cuando los agentes trataban de alcanzar a un vehículo a la fuga y el conductor del radiopatrulla perdió el control del mismo al hacer aquaplaning, término con el que se conoce a la pérdida de tracción de las ruedas por la presencia de mucha agua en el asfalto.

En las imágenes que el sindicato mayoritario de este cuerpo ha facilitado se puede ver el coche policial completamente destrozado. Otras fuentes aseguran que los agentes sufrieron el accidente sobre las dos de la madrugada en la A-7, a la altura del Higuerón, cuando se sumaron a la persecución de un vehículo que la Guardia Civil había iniciado en Marbella por motivos que todavía no han trascendido.