El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Benalmádena no descarta recurrir a la expropiación forzosa si fuera necesario como medida para garantizar la continuidad del parque de atracciones Tivoli, actualmente en concurso de acreedores.

Así lo ha anunciado la concejala de Urbanismo de Benalmádena, María Isabel Ruiz, en una rueda de prensa junto al alcalde, Víctor Navas, en las puertas del parque de atracciones.

El regidor benalmadense informó del resultado del informe jurídico que el equipo de gobierno encargó a la Universidad de Málaga para plantear nuevas fórmulas de protección urbanística para los terrenos de Tívoli, y así garantizar su continuidad en el tiempo como el único parque de atracciones de la Costa del Sol.

El dictamen, elaborado por el catedrático de Derecho Administrativo de la UMA, Diego Vera, recaba toda la información necesaria para que el equipo de gobierno tome las decisiones necesarias respecto a la protección urbanística con la que quieren dotar al parque de atracciones.

"Aunque están pendientes de resolver algún recurso jurídico, tenemos plena confianza de que Tivoli abrirá este verano", ha declarado el alcalde.

"Queremos reafirmar nuestro compromiso absoluto con la continuidad del parque de atracciones Tivoli, con el mantenimiento de sus puestos de trabajo y con la necesidad de que haya una gran inversión que permita garantizar uno de los parques de ocio pioneros y más importantes del país, además de ser un gran activo y un emblema para la ciudad de Benalmádena", ha afirmado Navas.

"Tivoli es viable, y así lo ha vuelto a demostrar el informe del administrador concursal, y los trabajadores que siguen esforzándose al máximo para que el visitante salga del parque con la mayor satisfacción posible", ha subrayado.

Por ello el equipo de gobierno del Ayuntamiento va a dotar al parque de atracciones del nivel máximo de protección urbanística, adaptando el PGOU al POTAUM, "un trámite que no entendemos por qué no se hizo en su día", ha dicho el alcalde.

Navas ha explicado que el parque de atracciones ya se encuentra protegido a nivel subregional dentro del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (POTAUM).

"En los próximos meses vamos a adaptar nuestro PGOU al criterio que ya recoge el POTAUM para proteger más los terrenos calificándolos como equipamiento metropolitano de carácter cultural y de ocio, trascendiendo así la regulación municipal para integrarse en la ordenación regional", ha explicado la edil de Urbanismo, María Isabel Ruiz

De esta forma, ha explicado la concejal, Tivoli se equiparará con otros equipamientos metropolitanos culturales y de ocio, de la importancia del Teatro Cervantes o el Museo Picasso.

"Con esta protección urbanística perseguimos evitar que se pueda especular con ellos y destinarlos a otra finalidad que no sea la de parque de ocio, cambiando su edificabilidad o abordando permutas de terreno", ha recalcado Ruiz.

"Se trata de un equipamiento único en la Costa del Sol: no existe otro parque de atracciones en toda la Costa del Sol, lo que refuerza nuestra obligación como equipo de gobierno de protegerlo", ha dicho la edil.

En este sentido, añade María Isabel Ruiz el dictamen recoge la posibilidad extraordinaria de expropiación forzosa por parte del Ayuntamiento, siempre que los propietarios llevasen con su gestión a las instalaciones a un nivel extremo de desuso o infrautilización.

"Para este equipo de gobierno Tívoli es un equipamiento único y excepcional, que va a contar con la máxima protección urbanística y, en el caso de darse las condiciones extremas que la ley precisa, no descartaríamos recurrir a la expropiación para garantizar la continuidad del parque y de su plantilla de trabajadores", ha concluido la edil de Urbanismo.