Fuengirola aprobó ayer en pleno su Plan de Emergencia Especial para Seguridad en las Playas, que aumenta las prestaciones, refuerza la seguridad sanitaria y apuesta por la accesibilidad y la calidad.

En materia de seguridad en las playas, Fuengirola «ha sido referente con una apuesta constante por la excelencia», según explicó el edil del área, Javier Hidalgo, quien adelantó que para la temporada de 2021 varios drones vigilarán desde el aire las cuatro playas de la ciudad, Además, las playas contarán con servicio de megafonía en toda la costa; se habilitará una app de control de aforo mediante inteligencia artificial; habrá vigilantes municipales de playas que velaran por el cumplimiento de las ordenanzas en el litoral, y se instalará cartelería informativa en todos los accesos.

Además, la limpieza y mantenimiento de las playas que se realiza todo el año, se reforzará con 40 operarios del Plan Aire; se iluminarán las playas con tecnología LED de telegestión; se instalarán 11 aseos autolimpiables, únicos en la Costa del Sol; y 55 profesionales formarán el equipo de salvamento y de asistencia al baño asistido en cuatro parcelas adaptadas a personas con movilidad reducida.