Los sindicatos CCOO y UGT celebraron este lunes una concentración en la entrada del parque de atracciones Tivoli de Benalmádena para exigir al administrador concursal y al Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga que lo abran de cara a la próxima temporada de verano. Unas 200 personas, entre sindicalistas y trabajadores, exigieron que «Tivoli no se cierre» entre gritos y pancartas.

La secretaria general del Sindicato de Servicios de CCOO de Málaga, Lola Villalba, explicó que «el parque de atracciones Tivoli está en concurso de acreedores desde el pasado mes de agosto, a propuesta de la empresa Tremón, que es la propietaria de este centro de ocio».

Villalba manifestó que «CCOO exige al administrador concursal y al Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga que abran Tivoli esta temporada, ya que «los datos de facturación del pasado año demuestran que este parque de atracciones es totalmente viable».

«Tivoli da empleo a más de un centenar de personas de forma directa más otro centenar de empleos de manera indirecta», añadió Villalba. Se trata de personas que llevan trabajando muchos años en este parque que este 2021 cumple 50 años, afirmó la delegada sindical.

«Sería una pena dejar morir un centro de ocio tan importante para Málaga y Benalmádena, no sólo por las personas que vivimos aquí, que la gran mayoría de la gente lo conoce, sino porque es un reclamo para el turismo y un referente en la Costa del Sol», añadió la líder de CCOO.

Protección urbanística

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, que acudió a la concentración junto a otros miembros de la Corporación municipal, recordó que Tivoli está inmerso en un proceso judicial que complica la continuidad de su actividad. «El administrador concursal ha vuelto a demostrar que Tivoli resulta viable económicamente: ahora reivindicamos que se resuelva el litigio sobre la titularidad del parque y su continuidad, y a partir de ahí como Ayuntamiento estamos dispuestos a ayudar, junto a otras administraciones como la Junta o la Diputación en la búsqueda de inversores», dijo.

Navas añadió que el equipo de gobierno trabaja en adaptar el Plan General de Urbanismo de Benalmádena a la normativa autonómica para que los terrenos de Tivoli World sean calificados como equipamiento metropolitano de carácter cultural, designación que reforzaría su protección y la igualaría a otros recintos como el Museo Picasso o el Teatro Cervantes de Málaga, siguiendo las directrices de un informe jurídico elaborado desde la Universidad de Málaga para reforzar la protección urbanística del parque.

El regidor benalmadense pidió a los actuales propietarios de Tivoli World que lancen «un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos y a sus trabajadores, comprometiéndose a buscar una solución de continuidad que garantice que el parque de atracciones no cierre sus puertas este verano».