El viernes reabrió Anantara Villa Padierna, el primer hotel cinco estrellas gran lujo de los que cerraron al finalizar el verano de 2020. Le seguirán Kempinski Hotel Bahía Estepona, Elba Estepona y el primer cinco estrellas todo incluido de la firma griega Ikos. El director del Anantara Villa Padierna Jorge Manzur, afirma que debería hacerse controles a todos los turistas para minimizar los riesgos y facilitar la recuperación

Turísticamente, ¿en qué estado se encuentra la imagen exterior de Marbella?

La marca Marbella es muy fuerte y la pandemia no le ha afectado como marca. Nos ha afectado por la falta de clientes, razón por la que muchos hoteles o restaurantes tuvimos que cerrar a final del verano de 2020. Pero Marbella como marca y destino de lujo está intacta. Soy y positivo y todo me lleva a pensar que este verano va a ser el comienzo de la gran recuperación del turismo. Irá paulatinamente recuperándose para alcanzar la normalidad en 2022 y casi los niveles de negocio de 2019.

Ahora que parece que le vamos ganando terreno al virus, ¿qué necesita el mercado para volver a posicionarse?

He comentado a las autoridades locales y de Benahavís que tienen que crear una plataforma para cuidar la marca Marbella. Los hoteles nos encargamos e invertimos mucho dinero en posicionar los establecimientos en ferias, congresos, con agencias en todo el mundo. Pero los ayuntamientos tienen que aplicar todos sus esfuerzos en reforzar la imagen, fortalecer el concepto del destino, promover a través del marketing digital, agencias de comunicación, bloggers, usando todas las herramientas actuales que nos permiten llegar a esos objetivos y dar un mensaje robusto de que esta zona es un lugar seguro para venir de vacaciones. Y cuando digo seguro me refiero también a la seguridad que tenemos y ofrecemos frente al Covid-19.

A Marbella llegan en verano huéspedes con un nivel adquisitivo elevado de Oriente Próximo, Rusia, Alemania, Francia… pero el principal emisor de nuestros potenciales clientes es Gran Bretaña. Los porcentajes de vacunación entre la población inglesa son muy significativos y el ritmo de vacunación muy bueno. ¿Se va a establecer el Pasaporte Covid, lo ve necesario, obligatorio o llega tarde?

Este pasaporte es muy necesario. Será indispensable para que la gente pueda viajar y debería aplicarse a nivel mundial. Este pasaporte es la seguridad y garantía de que el viajero se ha vacunado y esto nos permite minimizar los riesgos de contagio, los brotes en los hoteles, restaurantes, bares de cualquier destino. ¿Llega tarde? Nosotros abrimos el viernes 7 de mayo y ya debería estar consagrado. Además pienso que este pasaporte nos va a acompañar durante un tiempo.

¿Deberían hacer controles Covid a todos los turistas que lleguen a Málaga y no sólo aleatoriamente como ahora ocurre para garantizar la seguridad sanitaria del destino?

He estado viajando bastante estos últimos meses y el sistema de control aleatorio no nos da seguridad si se hace con unas personas sí y otras no. Este control debería hacerse a todos los viajeros que al menos lleguen a nuestro país. Hay que evitar por todos los medios, principalmente en los aeropuertos, que entren personas infectadas. Y si entran que guarden la cuarentena que exigen las autoridades sanitarias. Nos ponen a todos en riesgo y un brote con una de estas nuevas cepas de las llamadas más contagiosas nos puede arruinar este verano en el que hemos puesto tantas expectativas. Creo, que a la larga el pasaporte Covid nos va a dar esa seguridad.

¿Qué opina de las ayudas del Gobierno al sector hotelero? ¿Son pocas, debería implicarse más en un sector que es el motor económico de Málaga y de Andalucía, donde están en juego miles de empleos directos e indirectos?

A nivel local, los ayuntamientos nos han ayudado en todo lo que han podido. A nivel del Gobierno central es ridículo lo que han hecho. Mientras España se muere por el virus y las familias tienen cada vez más dificultades para comer los políticos juegan a la guerra de tronos. Las acciones que han tomado no están de acuerdo con las necesidades de la sociedad en general, están completamente desfasados. En cuanto a las ayudas, por lo que a mí me toca, es nada y menos.

Normalmente los directores de hoteles de esta categoría y envergadura hablan de esta crisis. ¿Qué feedback recoge de sus colegas del sector de cinco estrellas?

Todos estamos en la misma línea. El negocio va a ir poco a poco acercándose a la normalidad. Este verano creo que será mejor que el año pasado. El turista reaccionó bien el verano pasado aún sin vacunas. Los hoteles de esta categoría creemos que vamos a funcionar relativamente bien esta temporada. Ya estamos notando que suena más el teléfono buscando información, las reservas se van consolidando, el tiempo nos lo dirá. Pero todo apunta a una recuperación progresiva. Esperamos que para el otoño que viene vayamos recuperando los grupos, eventos, convenciones, que tanto nos hace falta fuera de las temporadas altas.

Lleva trabajando en el sector del hotel de lujo más de 30 años. En los últimos ocupó la dirección general de uno de los hoteles emblemáticos Marbella, Puente Romano. Desde mayo de 2019 dirige el primer hotel en España de una compañía con una gran proyección en Europa con establecimientos muy diferentes al hotel clásico: Anantara Villa Padierna. ¿Cuál es el espíritu de la marca Anantara?

El espíritu de Anantara es ser local, autóctono, como solemos decir aquí, entre nosotros en el hotel, ‘indigenous’. Ofrecer producto de Málaga. Sobretodo ofrecer experiencias personales que te hacen sentir de la tierra. La gente por más dinero que tenga no quiere ya hacer un viaje en helicóptero o pasear en un Ferrari. Va más allá. Busca experimentar otras sensaciones más auténticas, conocer nuestra cultura, gastronomía, nuestro modo de vida o nuestras costumbres. Esa es la filosofía Anantara, que el huésped se lleve e impregne de la autenticidad de la zona que viene a visitar. Es así de sencillo, experimentar nuestra zona.

Póngame un ejemplo.

Pues mire. Salimos del hotel en bicicleta eléctrica y llegamos a Benahavís. Una vez allí entramos en la casa de uno de los vecinos, con los cinco o seis clientes. Vamos a su huerto para ver y recolectar tomates, berenjenas o pepinos, comen pan casero, que hace la dueña de la casa, con aceite que también fabrican. Tomamos un café y fruta de su huerto. Se charla amistosamente y el cliente se lleva una percepción muy amplia de la calidad de vida en Andalucía. Se continúa haciendo el recorrido en bici por los lugares más emblemáticos del municipio. Una manera distinta dar a conocer, en este caso, a Benahavís. Sin olvidarnos de los Spice & Spoon que es otra deliciosa experiencia en la que el cliente va a comprar, con nuestro chef, al mercado; cocina y después disfruta de los platos que él mismo ha cocinado.

Cuénteme su sueño para este verano.

Mi sueño no es otro que el pleno empleo para todo el personal del hotel. Y los sueños se cumplen.